Incidentes y 10 detenidos frente a la fiscalía de Varela: Vigilancia en la casa del imputado

0
Compartir

Tras nuestra denuncia de ayer por bombas molotov contra la casa de Weiman, se ordenó la vigilancia. Se vivieron momentos de tensión mientras declaraba el acusado. Forcejos y 10 detenidos a la comisaría.

La fiscal de Florencio Varela fue escenario de momentos de tensión, cuando unas 15 personas lanzaron piedras e intentaron ingresar a la fiscalía en la que declara Luis Esteban Weiman, acusado de disparar contra cuatro chicas a la salida de un boliche y matar a dos de ellas, Denis Juárez (17) y Sabrina Barrientos (15).
Weiman, de 36 años, fue detenido el sábado en horas de la tarde y es el principal sospechoso de haber desatado la masacre de Florencio Varela, en la que dos menores murieron y otras dos fueron heridas de gravedad.
Además de piedrazos y patadas contra el frente de la dependencia, este grupo arrojó una escalera, propiedad de uno de los móviles televisivos apostados en el lugar, e intentaron prender una fogata en la calle.
Rápidamente el accionar de la policía permitió desarticular la manifestación, y varios de los que participaban de los desmanes terminaron siendo detenidos. La suma alcanzo a contabilizar 10 personas trasladadas a la comisaría primera.
La abogada que representa a las dos jóvenes heridas, dijo en este marco desde la puerta de la fiscalía y en diálogo con medios televisivos, que quienes protagonizaron estos hechos «no tienen nada que ver con las familias».

img_20170213_172519
Varela al Día ayer publicó en exclusiva el atentado que sufriera la casa de Luis Weiman, de Pringles 441 de esta ciudad, a las 3.30 horas del domingo. Tres bombas del tipo molotov generaron un foco igneo que fue sofocado por los familiares del custodio detenido. Dijimos que la policia no le dio importancia. Ayer un patrullero de la Policia Local fue destinado en el lugar para brindar seguridad. La familia de Weiman abandonó la casa. Al mismo tiempo se generaron otros cortes con piquetes en la zona de El Alpino. Mitad de reclamo por falta de luz, la otra mitad por justicia para las jovencitas. La policia y la Guardia Comunal nunca pueden evitar que los cortes se generen. Llegan tarde a todo lados. Siempre. La gente, en el medio. ¿Hasta cuando? Ojo que hay en lo profundo un peligroso caldo de cultivo.

Comentarios

comments

Compartir