Increíble: Senadora provincial reconoció la «militancia» de Jorge “El Loco» Romero, acusado de abuso sexual

0
Compartir

La legisladora Teresa García aseguró que le reconoce al varelense «su condición de militante públicamente porque son esas cosas que se ocultan y de las que no se hablan». El senador fue denunciado en 2018, pidió licencia y volvió a ocupar su banca que ya se vence.

 

La senadora provincial Teresa García, del Frente de Todos, de San Isidro, reconoció la «condición de militante» de su compañero de bancada Jorge «Loco» Romero, de Florencio Varela, denunciado por abuso sexual, y el cual dejará de ser legislador desde el 10 de diciembre.
«Tenemos un compañero que no está, y es un compañero que se va y merece la mención de todos nosotros. Independientemente de las razones que no lo tengan acá hoy, Romero es un compañero humilde. Él vino del fondo de Varela a la militancia política», dijo García, jefa del bloque peronista en el Senado, en el marco de una despedida a todos los legisladores de su bancada que terminan el mandato.
Y prosiguió: «Es un compañero como todos nosotros que estamos acá, que ha tenido problemas en la vida. Muchos de acá los tendrán. Sin embargo, lo que quiero reconocerle a él es su condición de militante. Quería reconocerlo públicamente porque son esas cosas que se ocultan y de las que no se hablan».
«Tras de la situación desgraciada o no querida que sufre, también a veces sufre la ignorancia de sus propios compañeros. No es nuestro caso. Los peronistas terminamos haciéndonos cargo de la vida y la militancia de nuestros compañeros, a veces con cosas buenas, y a veces con cosas complicadas», agregó.
Romero fue denunciado a fines de 2018 en lo que se conoció como el «efecto Thelma Fardín» tras la denuncia de la actriz contra Juan Darthés, hoy buscado por la justicia nicaraguense. En aquella ocasión, renunció a sus responsabilidades políticas pero no a su banca de la que finalmente se cumple el vencimiento este mes de diciembre y que no volvió a ocupar desde entonces.
Como respuesta, además de correrse de la actividad política pública, admitió «prácticas machistas» en el pasado y ser «un varón criado en una sociedad patriarcal».

EL ABUSO DE
LA MILITANCIA
La senadora Teresa Garcia parece que desconoce el relato de Stephanie Caló, la joven ex militante que denunciara a Romero. Stephanie Calo, acusó al «Loco» Romero de haber intentado con vehemencia convencerla de practicarle sexo oral en la casa de un compañero de la agrupación.
«El Loco Romero me agarra y me encierra en el baño con él impidiéndome salir. Se baja los pantalones, saca su miembro afuera y me empieza a pedir que le practique sexo oral. Lo cual me negué reiteradas veces y le suplicaba que me dejara salir. Le llegué a prometer que otro día lo hacíamos para que me abriera la puerta, golpeé las paredes y la puerta para que alguien me abriera. Nadie me ayudó. Este no me forzó a que le practicara sexo oral, pero sí me insistió y no me dejaba salir del baño. Yo estaba desesperada», denunció la joven.

EL RECONOCIMIENTO
El propio Romero, afincado en San Jorge de Florencio Varela, anunció que se retiraría de su banca hasta que se esclarezca el caso, que había sido asumido por la Fiscalía en lo Criminal de Instrucción Nº 2, a cargo de Santiago Vismara. No lo hizo. Solicitó licencia y regreso.
«Soy un varón criado en una sociedad patriarcal. Además soy un militante político con responsabilidades. Desde ese lugar, y a la luz del trabajo de visibilización que han hecho mis compañeras de la organización donde milito, puedo ver que en el pasado tuve prácticas machistas que en ese momento parecían naturales. Es por eso que he decidido dar un paso al costado de mis responsabilidades políticas para someterme a los procesos que determine la aplicación del protocolo que la organización ha generado para estos casos», afirmó el propio Romero en una publicación en las redes sociales.
Hoy nada se sabe de la vida de Romer. Ya no conduce La Cámpora.

Comentarios

comments

Compartir