Jardines de infantes varelenses, en peligro

0
Compartir

No reciben subsidios y piden ayuda para poder sostenerse. Son 7 instituciones infantiles que nuclean a unos 571 alumnos y 53 puestos de trabajo.

En época de pandemia nacional y a raíz de la baja económica, jardines de infantes de Florencio Varela se ven afectados seriamente con riesgo de cerrar sus puertas.
Siete de los establecimientos educativos, de nuestro distrito, se encuentran en situación crítica. Entre los cuales se encuentran: el jardín Los Horneritos con una trayectoria de 25 años (barrio Sta. Rosa), jardín Pochoclos con 25 años al servicio (Varela Centro) Jardín del Sol (Villa Vatteone) Jardín Rosario Vera Peñaloza (La Esmeralda); jardín Sueño de Colores (Ing., Allan), Jardín Antonio Berni (Villa Vatteone) y jardín Leloir (La Capilla).
A través del comunicado con el diario, dueños y directivos de estos establecimientos, afirman que «sufrieron una cantidad de bajas significativas en las matriculas, a raíz de la crisis económica que han sufrido las familias y porque muchos padres se quedaron sin trabajo y se ven imposibilitados en el pago de cuotas, pese a que en muchos casos fue reducida el monto de esta».
Ninguno de estos jardines de gestión privada recibe subvención del estado, ni de la ayuda que está brindando el estado nacional para apalear esta situación sin precedente.
A su vez la comunidad educativa se encuentra unida en busca de ayuda económica, aseguran «necesitamos una ayuda, no sabemos si del Ministerio de trabajo, de DIEGEP, del Municipio o del Estado Nacional, porque si no vamos a tener que cerrar».
Además remarcaron, «hasta el momento ningún jardín recibió el beneficio del programa de asistencia de emergencia el trabajo y la producción (ATP) el cual cubre el 50% de los salarios de PYMES. No tenemos otro ingreso que el de las cuotas».
Afirman, «nosotras continuamos dando clases atreves de internet y en los casos de las familias que no tienen internet, se entregaron cuadernillos confeccionados por los docentes. Para nosotros desde que surgió la pandemia lo más importante es el cuidado de los niños de nuestra institución y la continuidad pedagógica».
Agregan, «es angustiante no saber hasta cuándo podremos mantenernos en pie, somos 7 instituciones con 571 alumnos y 53 puestos de trabajo»
Además están solicitando ayuda al estado nacional y al municipio entre otros:
«Pedimos que nos ayuden a llegar a alguien que intervenga y nos asistan».
Hasta el momento ningún jardín del distrito cerro, pero muchos están en camino a eso si no encuentran la asistencia necesaria. Lo que también dejaría a muchos alumnos en situación vulnerable.

Proponen un rescate económico a los colegios privados bonaerenses

Por iniciativa del Bloque de Juntos por el Cambio se presentó en la Legislatura bonaerense el pedido de una subvención para las escuelas de gestión privada de la Provincia de Buenos Aires.
Ante la crítica situación que atraviesa el sector, los diputados Sergio Siciliano y Maximiliano Abad presentaron en la Cámara de Diputados bonaerense un proyecto de ley para aprobar un subsidio económico que ayude a las escuelas de gestión privada que enfrentan moras en los pagos que superan, en algunos casos, el 70%. La asistencia estatal estará destinada a más de 6 mil establecimientos educativos.
La marcada merma del pago de las cuotas se debe a la situación económica que atraviesan las familias bonaerenses, y muchas escuelas presentan serias complicaciones para cumplir con el pago de los salarios. El proyecto de los legisladores apunta a evitar que, sin la asistencia estatal, esta coyuntura derive en un cierre masivo de establecimientos.
«Creemos en la importancia de generar dispositivos estatales, pedagógicos y económicos, que acompañen a la educación pública y privada en un contexto de pandemia como el que estamos viviendo. La asistencia del gobierno provincial es necesaria para garantizar que la mora en las cuotas no se traslade al salario de los docentes» sostuvo Sergio Siciliano, ex viceministro de Educación y uno de los autores del proyecto.
El proyecto establece que, a partir de la reglamentación de la ley, las instituciones educativas tendrán un plazo de 30 (treinta) días hábiles para solicitar el subsidio económico. Para ello deberán presentar la acreditación de la situación patrimonial, una declaración jurada de la tasa de morosidad y un informe de inspección educativa.

 

 

Comentarios

comments

Compartir