Juez Diego Agüero: “No voy a mandar a los detenidos a la casa, aunque tengan Coronavirus o Dengue”

0
Compartir

El doctor Diego Carlos Agüero, Juez de Garantías N° 6 Florencio Varela, fue contundente para con los casos de violencia de género y abuso sexual.

El titular del Juzgado de Garantías Nº 6 de Florencio Varela, doctor Diego Agüero, ha marcado sobrados antecedentes de su firme convicción en defensa de los derechos de las mujeres y la condena para los delitos de abuso sexual. En su juzgado se han decenas de causas sobre el particular pero dos han conmocionado al país en los últimos años. Dos causas casi similares como lo han sido la violación en manada. Hoy el juez Diego Agüero debe revisar la situación procesal de más de un centenar de detenidos, entre los cuales figuran los detenidos de ambas violaciones en manada, además de abusadores, femicidas, violentos de género y violadores de menores. En ese marco el magistrado ha denegado la excarcelación de un sujeto que abuso de su hija menor y hoy esta detenido e infectado con Covid-19 y Dengue. De allí el durísimo titulo de esta nota que marca una mirada diferente del magistrado varelense.

 

 

Dr. Diego Carlos Agüero, Juez de Garantías Nº 6 de Florencio Varela

En su fallo el doctor Agüero da cuenta de la situación planteada desde fines de diciembre de 2019 cuando por Resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, Nº 3341/ 19, se encomendó a los tribunales y Juzgados de Garantía analizar la situación procesal de los detenidos. El argumento utilizado fue de una “insostenible sobre población de las personas privadas de la libertad en comisaría alcaldías y unidades del servicio penitenciario” También se encomendó a los jueces revisar los criterios para el dictado de la prisión preventiva dado en el fallo Verbitsky. En otras palabras se les pedía a los jueces que  dicten morigeraciones de las medidas de coerción marcando especial atención para detenidas embarazadas con niños y niñas de corta edad y detenidos enfermos.

Así las cosas el Juzgado Nº 6 de Garantías de Florencio Varela comenzó a evaluar la situación de más de un centenar de detenidos al mismo tiempo que la Cámara de Apelaciones y Garantías de Quilmes, en el marco de la causa Nº 35.034 “Habeas Corpus Colectivo en favor de los detenidos del Complejo Carcelario de Florencio Varela, Unidades Carcelaria 08 y 33, hizo lugar parcialmente a la acción y encomendó que se evalúe la situación de los detenidos que puedan ser morigerados por encontrarse en el grupo de personas de riesgo por el Covid-19.

Dijo el doctor Agüero en su fundamento, al que accedió Varela al Día,  que el Tribunal de Casación Provincial, en el marco de la causa Nº 102.555, el pasado 8 de Abril dictó reglas comunes de actuación para evaluar alternativas a la coercion en estos tiempos de pandemia por el Covid-19. «Dispuso que para delitos graves, debo evaluar la necesidad u oportunidad de disponer una medida de arresto domiciliario, resguardándose la integridad psicofísica de la victima o bien el aislamiento sanitario del detenido dentro de la Unidad Penal»  En sus argumentación Agüero manifestó:  “para evaluar la gravedad del delito no sólo se debe atender a la escala penal involucrada sino también hay que valorar parámetros como el bien jurídico tutelado priorizando el relativo a la vida, la modalidad de ejecución los medios comisivos (especialmente si resultan altamente lesivos), la situación o calidad de la víctima y la posibilidad de fijar domicilio en un lugar diferente al de residencia de esta o sea mediado violencia de género. Aclaró que en caso de otorgar una morigeración en la misma debía hacerse efectiva en la misma fecha, sin esperar la firmeza del decisorio, asimilándola a un trámite de libertad”

Tras ello fundamenta que en la denegación de excarcelación (para más de 75 procesados)  corresponde destacar que desde hace varios años en los casos de violencia de género adoptó un criterio especial para resolver y para describirlo lo resumió en las siguientes conclusiones:

  1. Soy partidario de la política judicial de género para decidir en los casos de violencia contra la mujer
  2. Te tengo presente los roles diferenciales de género y las desigualdades atendiendo a la vulnerabilidad de las mujeres inmersas en el contexto de violencia de género
  3. Como miembro del Estado y para evitar la responsabilidad Internacional del mismo, debo garantizar con mis decisiones jurisdiccionales, el derecho de la mujer a vivir libre de violencia.

Que en la búsqueda de un lenguaje sencillo, puedo resumir los conceptos de vulnerabilidad, del contexto de violencia de género, en la frase: “La violencia deja marcas, no verlas deja femicidios”  y con esta máxima es que tomo las decisiones jurisdiccionales.

  1. Entiendo que todos somos iguales ante la ley, conforme a la Declaración Universal de los Derechos Humanos del Hombre; iguales son nuestros derechos, pero inevitablemente, en el proceso penal, la interferencia entre el derecho a la mujer de gozar una vida libre de violencia y el imputado a enfrentar el proceso en libertad, me obliga como magistrados a sopesar y fundamentar, cual debe prevalecer.

 

 

Que en los casos de violencia género, con alto riesgo, debo garantizar el derecho a gozar de una vida libre de violencia de la mujer y que la investigación llegué a la etapa de debate y se pueda administrar correctamente la justicia, sobreseyendo, absolviendo y/o condenado al acusado en el menor tiempo posible, conforme de los fallos “Mattei”  y “Góngora” de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y lo normado por la Convención de Belém Do Para.

Volviendo a la actualidad es sabido que en época de pandemia aumenta la violencia machista y que la reiteración o reincidencia en esos casos es alta y puede culminar en femicidios.

De ello dan cuenta las estadísticas: Mumalá contabilizó 32 femicidios en Argentina, en el período del 20 de marzo al 26 de abril del 2020.

Por su parte, según la ONU, el coronavirus  golpea tres veces más a las mujeres: por la salud por la violencia doméstica y por cuidar de los otros.

 

Finalmente el magistrado, tras otros argumentos vertidos, donde va fundamentando su posición ante la morigeración de las excarcelaciones, es durísimo con quienes han incurrido en violencia de género: “En esas condiciones no puedo morigerar a un hombre violento, mandarlo a cumplir el arresto a otro domicilio, con control de la policía de la zona, ya que el Servicio Penitenciario no tiene disponibles tobilleras electrónicas, provocar asi si el recargo en las tareas del personal policial y tampoco me garantizará que el hombre no salga y violente a la mujer”, destaca.

“En cuanto a la violencia, La Corte Interamericana Derechos Humanos hizo un llamado a los Estados incorporar la perspectiva de género en la respuesta la pandemia y a combatir la violencia sexual e intrafamiliar, así como la discriminación que afecta a las mujeres en ese contexto de confinamiento doméstico (OEA, comunicado del 11/04/2020)”, afirma.

“Por esos fundamentos continuarán detenidos en sus lugares de encierro todos los imputados de violencia de género. Morigerar la coerción, en este contexto del aislamiento social y obligatorio, pondría en una situación de extrema vulnerabilidad a las mujeres víctimas de violencia de género y esa decisión jurisdiccional, no constituiría una buena práctica en el sistema democrático” cerró.

 

EL CASO 29.

En su resumen de caso por caso, el juez destaco en el caso 29:  Aldo Waldino DI CARLO. IPP 13-02-011323-18. Prisión Preventiva: 03/04/2020. Delito: Abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y por la convivencia preexistente con un menor de 18 años (reiterados) Morigeración no concederé al encontrarse detenido por un delito grave, atendiendo a la escalda penal, por el bien jurídico tutelado que es la integridad sexual, por vulnerabilidad de la víctima, niña abandonada por su madre que quedo al cuidado de su padre, a quien finalmente y después de diez años, de tratamiento psicológico y psiquiátrico, lo denunció en autos por los hechos de corte sexual, sufridos en su infancia. Salud: se encuentra internado por Covid-19 y Dengue, aislado, afebril. Plazos de la IPP y del Art. 141; no vencidos.

Comentarios

comments

Compartir