Justicia y Masacre de Florencio Varela

0
Compartir

El abogado José Luis Calegari tiene una visión particular del funcionamiento de la justicia local, tomando de ejemplo la Masacre de Florencio Varela que mantiene impune los asesinatos de Denise Juárez y Sabrina Barrientos. 

“Vemos desde la Red contra la Violencia Institucional, que integramos con el Servicio de Paz y Justicia y otras instituciones provinciales y de la Ciudad de Buenos Aires, que si uno le pregunta a cualquier fiscal hoy por las causas que investiga cuantas les llegaron por la Policía y cuantas por investigaciones de la fiscalía, habrá una sorpresa. Digo sorpresa, por conocer un enorme porcentaje de causas que llegan por la Policía, no es grato. Si es la Policía la que investiga y el fiscal es el que toma la investigación y no corrobora, lo más probable es que la regulación del delito quede en manos de la fuerza policial, donde hay de todo pero también una trama importante de corrupción, que regula el delito, que se financia y se autogobierna. En esa realidad los fiscales dicen tenemos poco personal a modo de defensa. Y allí aparece una afirmación importante: Consideramos como organización que uno de los mayores daños lo ha hecho el ex gobernador Daniel Scioli cuando la ley que crea la Policía Judicial, que está sancionada y vigente, no la aplica y se dedica a crear, en el marco de la emergencia de seguridad, más policías. Había creado la policía judicial para sacarle la investigación a la Policía Bonaerense con lo cual el fiscal no puede aducir que no tiene gente. El fiscal debería tener ese cuerpo civil de investigación que responda a él y la policía debe dedicarse a la prevención. Se le quitaba el autogobierno y el autofinanciamiento. Scioli dinamitó la Policía Judicial para crear las Policías Locales y hoy tenemos en una estructura que todo el mundo denuncia como corrupta y recaudadora de dinero ilegal. Scioli le dio más fuerza y le mantuvo la investigación. El daño que le hizo Scioli, Granados y Mazking al sistema de Justicia, en la Provincia, es irreparable. Hoy tenemos ejemplos como la causa de Araceli en San Martín, donde se podría haber evitado que quienes regulan la droga son los que investigan el crimen. La causa de Tomy es eso. En este caso la Fiscal Dongiovani depende de la investigación de Gendarmería, con gendarmes que no son de Varela y nadie les va a dar un solo dato. El armado que quedó del pacto de la Bonaerense con Scioli es un corsé en el cual todos quedamos de rehénes y los más pobres mucho más. Acá no esclarecemos ni la muerte de Araceli, ni la muerte de Tomy ni la muerte de las chicas, porque la regulación del delito sigue estando en manos de algunos bolsones de la Bonaerense. Esta trama deja en claro la impunidad en el crimen de las chicas en Senzabello.
-¿Cuál es su visión?
-Esta trama, donde la fiscalía delega en la Policía la investigación, por falta de medios, por falta de empleados, genera el armado de un escenario y terminamos buscando a un pibe de 14 años, que es un eximio tirador y con redes necesarias para profugarse después de un crimen brutal. Estamos viviendo una farsa que termina en tragedia. Tenemos que ver la cantidad de chicos muertos en Varela en 2016 y en general en la Provincia. Con causas no aclaradas y que son públicas. Nadie puede explicar quién mató a Sebastián Calvi y a Daniel Slaven, o nadie quiere explicarlo. Nadie puede explicar quién mató a las chicas. La no investigación tiene que ver en que si uno comienza a investigar, llega a lugares más complejos. Hay sectores de la justicia ocupados y preocupados, policías que en privado te dicen Calegari no compre el cuento del enfrentamiento. Estos policías no quieren quedar enroscados en un enfrentamiento inexistente. Pero también funciona el nivel de corporación y protección. La fiscal no puede manejarse por teléfono. Nadie pudo haber imaginado que íbamos a estar en este alto grado de deterioro. Nadie. Y es muy grave.

Comentarios

comments

Compartir