La Capilla: Gran basural con quema a cielo abierto genera el malestar en los vecinos

0
Compartir

Un horno de ladrillos ubicado en la zona rural del distrito tiene a los vecinos en estado de alerta por las constantes quemas a cielo abierto, lo que genera que el aire se torne irrespirable en los alrededores.
El problema no es nuevo en el barrio. Se ubica en las calles 1632 y La Trilla en el Paraje La Capilla. Alli se encuentra un enorme predio que hace las veces de horno ladrillero, su responsable es un tal » Chacho», quien hace caso omiso a las clausuras por parte del municipio y vuelve a reincidir en la quema de basura que alimenta la hornalla, donde se cocinan los ladrillos.

 

 

Los vecinos comentan por lo bajo que «Chacho», el dueño del predio, tiene contactos en la política local y la policía, por eso arregla y a los pocos días continúa con su actividad. Los camiones volquetes entran a diferentes horarios: de mañana muy temprano o por la noche para no ser vistos por los vecinos y así evitar ser denunciados. El predio tiene su entrada principal por la calle La Trilla, unos cien metros de frente tapados a la vista por un muro improvisado de chapas, pero aún así se puede ver y los vecinos lograron tomar fotografías de la cantidad de basura, tanques con desechos tóxicos, hasta restos de tripas de lo que sería de un frigorífico de la zona. El lugar está al cuidado de dos vaqueanos que viven a cincuenta metros del lugar y son los encargados del funcionamiento y abastecimiento de la hornalla, mientras dura la cocción de los ladrillos. En dialogo con los vecinos aseguraron que los días de quema no se puede respirar, los que vivían a pocos metros de la quema tuvieron que mudarse por las constantes enfermedades respiratorias de grandes y chicos. La zona rural de nuestro distrito inexorablemente viene creciendo a ritmo constante. El barrio donde se encuentra el horno ladrillero ya no es un área descampada como hace un tiempo atrás, hoy muchas familias eligieron la zona sur por la amplitud en los terrenos y la tranquilidad que brinda el campo. Pero de la mano de Chacho comenzo el calvario para los lugareños, ellos sienten que son los eternos olvidados.

Comentarios

comments

Compartir