La ciencia confirmó la denuncia de una víctima local de violencia sexual

0
Compartir
La abogada María Elena Colombo y Vicky

¿Será el tiempo para que sociedad y justicia comiencen a creerles a las mujeres que denuncian? Una joven del barrio Santa Rosa de Florencio Varela denunció, en marzo de 2019, que varios muchachos la habían violado. La causa entra en su etapa final y se encaminaría a un juicio por jurados

 

El caso se conoció en los medios como la «violación en manada de Florencio Varela», ya que la mujer contaba, que por lo menos diez hombres, habían abusado de ella en una reunión organizada en una casa particular, por uno de los adolescentes acusados.
Esa noche de diversión, música, drogas y alcohol, terminó con la consumación de uno de los delitos más aberrantes del Código Penal Argentino «abuso sexual con acceso carnal calificado por haber sido gravemente ultrajante para la víctima y por la participación de más de tres personas» -en el caso, por lo menos diez hombres-.
La causa se inició en la comisaría del barrio y los policías fueron los que realizaron las primeras medidas marcadas por el protocolo de delitos sexuales.
La vulnerabilidad de la mujer víctima, no sólo se notó por los hechos que comenzaban a investigarse, sino por la falta de acompañamiento de la familia.
La causa llegó por fin a la Fiscalía Temática de Delitos sexuales, la número 8 de Florencio Varela y pasaron dos fiscales subrogantes, ya que la titular atravesaba licencia por una grave enfermedad.
La secretaria de la fiscalía, dra. María Laura Varela, es quien lleva en persona la investigación y conoce tanto a los acusados, víctima, familiares y abogados que utilizaron todas las herramientas del código procesal penal, para mejorar las situaciones de encierro de sus clientes.
La mayoría se negó a declarar ante la Secretaria, quizás cumpliendo un pacto de silencio, el que hoy es revelado por la ciencia.
El pedido de detención cayó por sorteo en el Juzgado de Garantías n° 6 de Florencio Varela y el titular, en unas horas, ordenó al titular de la comisaría primera de Florencio Varela, la detención de todos los nombrados por la víctima, medida que se hizo efectiva esa misma fecha, tomándose luego las muestras de sangre para el cotejo de ADN.
A partir de allí comenzó el derrotero procesal, acusaciones a la víctima sobre sus comportamientos y su pasado, recusación de juez por feminista, cuestionamientos a las resoluciones que sistemáticamente denegaban detenciones domiciliarias, hasta rechazando argumentos ante posibles contagios de los presos por COVID-19.
La semana pasada, llegó desde la Asesoría Pericial La Plata, el resultado del Informe comparativo de ADN, más de un año para las causas de víctimas de barrios pobres, el resultado en la causa conocida de los «rugbiers» se incorporó en un par de meses, pero por fin se comienza a dar luz en busca de la verdad de los hechos.
El informe científico contradice los comentarios extrajudiciales de los acusados, que le exigían a Viki que «limpien su nombre»; también los familiares aseguraban que: «la piba escabió», «fumó porro», «se hace la santa», «es mogólica»; sumado a los cuestionamientos de usuarios de redes sociales que justificaban a los muchachos con posteos como: «para qué fue a la fiesta», «por algo le pasó», «fue consentido».
La pericia del Laboratorio de Análisis Comparativo de ADN, fue contundente, el 6 de mayo de 2020, una licenciada firmó la suerte de cinco de los once acusados, sus perfiles genéticos coincidían con las evidencias extraídas del cuerpo y de la ropa interior de la mujer abusada.
En veintinueve páginas, la científica explica los métodos utilizados, los protocolos internacionales que siguen y determinan con nombres y apellidos, los hombres que la ciencia concluye, que tuvieron contacto físico con la víctima y explican que esa hipótesis es del orden de 11.500.000.000 de veces más probables que la otra que los desvincula.
Para otros cinco detenidos la pericia sostiene que no están vinculados sus ADN con las evidencias y se deja constancia que se hallaron otros patrones de ADN de personas no identificadas, información que corrobora los dichos de la víctima, que en la habitación entraban otros hombres, que todavía no puede recordar, en sus pesadillas son sombras que la atormentan.
Para la fiscalía la investigación está cerrada; probablemente la secretaría de la fiscalía, estará escribiendo el requerimiento para el Juez de Garantías, que lo convenza que la causa está en condiciones de pasar al debate oral y público, quizás, con la intervención de jurados compuestos por miembros de la sociedad.
Para los abogados de los detenidos que la ciencia los desvincula, es una clara oportunidad para pedir la libertad de los mismos.
Por su parte, la abogada que representa a la víctima, María Elena Colombo, tendrá el trabajo de expresar la voluntad de «Viky» y si este evento sirve para que recuerde a los «NN», que hasta el momento no pudo identificar.
Varias hipótesis que deberá tomar o dejar el Juez Diego Agüero; la que sostiene la mujer víctima, la que informa la ciencia, la que pedirá la fiscalía, los planteos de los abogados defensores y las conclusiones de la abogada de la víctima.
Si conoces situaciones de violencia de género, comunicate al número de teléfono gratuito 144, de atención durante las 24 horas de todos los días del año.

Comentarios

comments

Compartir