La Justicia decide la suerte de un abuelo de 90 años que lucha por su propiedad tomada

0
Compartir

El caso es impulsado por el abogado Edgar García, quien hizo un relato del increíble hecho donde una supuesta nieta del denunciante, de 90 años, se metió en su casa en Bosques

Don Ramón Vallejo (foto) tiene 90 años y nunca pensó a esta altura de su vida tener que denunciar a una mujer que dice ser su nieta y en defensa de su propiedad. El caso se dirime en las fiscalías descentralizadas de Florencio Varela. El doctor Edgar García (foto) hizo una presentación judicial en la que relató los hechos que hoy presenta en Varela al Día con el latiguillo de “a todos los puede pasar, hay que estar muy atentos”

 


“En septiembre del 2020, en horas de la mañana, se apersonó en la casa de Don Ramón, de la calle Ambambay 2969, la señora Pabla Belén Mora Vallejo, quien decía ser nieta de Don Ramón, hija de Froilán Vallejo, quien es su hijo con el cual no posee comunicación alguna, ni sabe dónde vive”, dice García y agrega: “Esta mujer le dijo que lo venía a cuidar, ya que como estaba solo, temía por su integridad física. Si bien le pareció raro, le dijo que no tenía problemas en quedarse. Pero Ramón no la reconoció como su nieta, tenía la duda de que si fuera. Pabla le dijo que solo vendría dos o tres veces a la semana, para limpiar la casa y también cocinarle y hacer mandados, y que si tenía que ir al médico o algún lado, ella lo acompañaría. Se quedó un rato ese día, y luego se retiró. Luego empezó a venir y ya trajo consigo, para diciembre del 2020, a tres niños, los cuáles le dijo que eran sus hijos, pero que vivían con su abuela paterna en la calle Viamonte 565 entre San Nicolás y Primera Junta de Varela. Pabla se instaló en una construcción de dos pisos la cual se ingresa por una puerta que da a un patio interno, que le puso un candado haciendo que Ramón no pueda ingresar. Ante la queja repetida de Ramón le cortó la línea telefónica, dejándolo incomunicado, donde ni siquiera podía llamar al médico. También le pinchó las dos ruedas de su bicicleta, diciéndole, que no tenia edad para salir en bicicleta y que entonces asi no la podría usar. En los primeros el mes de enero, dio cuenta que esta señora le había sustraído la documentación de su vivienda, el cual consistía en un boleto de compra y venta. Esta documentación la tenía sin llave en una parte del ropero de su habitación. Al reclamarle sobre si sabía algo del documento, le contesto, viejo vos no sabes donde dejas las cosas y me culpas a mi» .

 

Dr. Edgar García

García reveló con su relato que Ramón llegó en horas del mediodía luego de haber ido a compraral almacén del barrio y constató que esta mujer se había ido y que la cerradura de la puerta de su placar estaba violentada, rota y que del interior le falta la suma de 20 mil pesos que guardaba como ahorro de hace mucho tiempo, en una pequeña cartera de color negra. También estaba el dinero que cobraba de la jubilación que sería unos 6 mil pesos. Al regresar esta mujer al día siguiente le reclamo por el dinero faltante, lo cual la llevó hasta su habitación para mostrarle el placar roto y esta mujer lo empujó haciendo que se caiga sentado en el piso de su dormitorio y allí lo amenazó y le dijo mirá viejo, dejame de romper las pelotas, ahora la casa la manejo yo, ya es mia. Donde te vea salir o decirle a alguien te mato y te entierro en el fondo»
Don Ramón se quedó asustado y no tuvo más reacción que quedarse en su dormitorio, al tiempo que se recostó porque le dolía el cuerpo de la caída producida por el empujón, teniendo en su cuerpo moretones de la caída. Los dias pasaron y Ramón terminó viviendo en un terreno donde tiene una casita prefabricada. Pabla se quedó con la casa de material. ·
“Un dia llegó con un hombre quien dijo ser abogado, y lo obligo afirmar un papel, que no sabe que decía, pero el supuesto abogado le dijo que era para que ella lo pueda llevar al médico”
Tanto Ramón Vallejo como su abogado Edgar García aguardan una resolución judicial a favor de la recuperación de la vivienda y no es para menos.

Comentarios

comments

Compartir