La Justicia liberó al hombre que mató al sobrino con un disparo que fue accidental

0
Compartir

Se quiso sacar una selfie con un rifle, se le escapó un tiro y mató a su sobrino de 12 años.

Una foto desencadenó una tragedia en el interior de una casa de Florencio Varela, donde una familia cumplía con la cuarentena obligatoria dispuesta por el Gobierno para frenar el avance de la pandemia de coronavirus. Un joven albañil quiso sacarse una selfie sosteniendo un rifle, pero al no poder manipular las dos cosas al mismo tiempo se le escapó un tiro y mató a su sobrino de 12 años.
El hecho ocurrió en las últimas horas en una vivienda ubicada en las calles 1525 y 1561. Dos hermanos, que estaban a su vez con sus hijos, empezaron a tomarse fotos con un rifle de aire comprimido que uno de ellos había recibido ese mismo día como parte de pago por un trabajo.
En un momento, el sujeto que había recibido el arma se la prestó a su hermano para que se tomara una selfie y uno de los chicos se acercó para posar con él y salir en la foto. Su tío, un albañil paraguayo de 24 años, no pudo manipular el rifle y el teléfono al mismo tiempo, se le escapó un disparo y fue mortal.
El proyectil impactó en el abdomen del nene, que tenía 12 años. Aunque lo trasladaron de urgencia al Hospital Mi Pueblo, los médicos no pudieron salvarlo debido a la gravedad de la herida y murió mientras lo operaban.
«Los efectivos que trabajaron en la escena se sorprendieron del tamaño del rifle, nunca habían visto uno con sistema a gas», señalaron fuentes cercanas a la causa al Diario Popular.
Incluso, según trascendió, el dueño del arma podría ser imputado por el delito de «Portación ilegal de arma», ya que, además de no estar habilitado, no tiene la documentación del mismo.
En tanto, el tío de la víctima no quedó detenido y fue imputado en una causa por «Homicidio Culposo», que será investigada por la Unidad Funcional de Instrucción Nº 7 de Florencio Varela, a cargo de la fiscal Roxana Giménez.

Comentarios

comments

Compartir