La protesta docente ante su mayor desafío: El Descuento

0
Compartir

(Urgente 24) Finalizadas las 48 horas de paro y con un 30% de acatamiento estimado por la provincia de Buenos Aires, los maestros de las escuelas públicas bonaerenses se las verán ahora con la liquidación de haberes de marzo. A los de mayor disciplina gremial les habrán descontado los 13 días de inasistencia, y de ahí en menos según el grado de adhesión de cada uno desde que comenzó el ciclo lectivo 2017.
Los que dieron clase los 19 días hábiles del calendario de marzo, por el contrario, percibirán el premio por presentismo que otorgó la administración de María Eugenia Vidal. Tras el balance de desgastes y fortalecimientos ya monetizado, volverá el regateo a la mesa técnica salarial. En la faz política, el Presidente Mauricio Macri aplaude la firmeza de la heroína y la alienta a continuar esta “batalla por el futuro” aduciendo que “estamos en una discusión de fondo”. ¿O en la profundización preelectoral de la grieta?
La protesta docente ante su mayor desafío: el sobre de sueldo”Es decisión del Gobierno destrabar este conflicto” con los docentes, dijo Mirta Petrocini, secretaria general de la Federación de Educadores Bonaerenses.
Termina un mes en el que sólo hubo 6 días de clases y 13 días de paro desde el inicio del ciclo lectivo en la escuela pública bonaerense, finaliza el más reciente de 48 horas y los docentes empiezan a medir las consecuencias del extenuante conflicto en las liquidaciones de los sueldos de marzo. Lo que es seguro es que las recibirán, en general, con caras largas, porque a ninguno conforma el número que figura como haber básico, cuyo aumento se discute en una accidentada paritaria de incierto desenlace.
Pero, a juzgar por el cambiante grado de acatamiento que tuvo la medida de fuerza lanzada por el frente gremial, 4 de cada 10 cobrarán un plus por presentismo (o sea por haber concurrido a trabajar todos los días hábiles pese a los paros) y la proporción inversa de los que acataron la posición de la dirigencia y les serán descontados los días que estuvieron ausentes.
A ese balance a solas con la liquidación de haberes le deposita ya no la gobernadora, María Eugenia Vidal sino su propio jefe político, Mauricio Macri, y todo el gobierno nacional, la esperanza de que se terminará de resquebrajar el eje político de la protesta y podrán concentrarse en una negociación salarial en firme.
La propuesta que la administración provincial formuló a la mesa técnica de los maestros, previa al paro de 48 horas que finaliza hoy, jueves 30/03, y no prosperó, había sido subir el 19% en 3 tramos, más un 5% en concepto de presentismo, la cláusula-gatillo por inflación y $500 para moderar la pérdida del poder adquisitivo durante el año pasado.
En su cuenta de Facebook, Vidal publicó las propuestas que afirma que los docentes no aceptaron. “Si logramos reducir sólo un 10% el ausentismo, el salario inicial, que percibe sólo 7% de los docentes, pasaría de $ 9.800 a $ 12.000 mensual, y en el salario promedio pasaríamos de $ 19.200 a $ 23.300 mensual”, detalló la mandataria.
“Como muestra de buena voluntad, la semana pasada depositamos, como adelanto de la paritaria, entre $ 1.500 y $ 3.750 según la escala salarial, y esta semana vamos a depositar el reconocimiento extraordinario a todos los docentes que fueron a las aulas a trabajar incluso en los días de paro, que son $ 1.000 pesos más”, agregó en la red.
La mandataria registró indicios de que el nivel de acatamiento a los paros descendió esta semana y se mostró convencida de que es cada vez más débil, con una adhesión del 35%. Su ministro de Economía, Hernán Lacunza, fue más allá y asegura que bajó del 60% al 30%.

Rounds decisivos
por delante
Pero la gran apuesta es retomar en el próximo encuentro, tras la digestión que hayan hecho los maestros de los sobres de sueldo, el tema del presentismo, cuya contracara, el ausentismo, fijó como prioritario disminuir. En declaraciones radiales, Vidal argumentó que “el chico que tiene 4 docentes por año está siendo estafado”. E insistió: “No hablamos del que se enferma y necesita faltar, hablamos del que abusa”.
En la nueva instancia de negociación a retomarse tras el paro, la provincia propondría duplicar el monto del bono no remunerativo ofrecido llevándolo a $1.000. La compensación de la inflación pasada fue uno de los puntos en discordia de los tiras y aflojes iniciados el 06/02, a través de 10 reuniones formales en las que hubo 6 propuestas.
La secretaria general de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, negó que el planteo gremial haya sido 35% de aumento o paro, como aduce la gobernación, a la que acusó de haber formulado siempre las mismas propuestas, con diferencia de un punto.
“Es decisión del Gobierno destrabar este conflicto” con los docentes, dijo Petrocini, quien en ningún momento aludió a la exigencia de nacionalizar la paritaria, una bandera política camuflada en el férreo reclamo gremial que enarbola el titular de Suteba, Roberto Baradel.
Al otro lado de la grieta, Mauricio Macri sí nacionalizó políticamente el conflicto, lo personificó en Baradel e iluminó detrás de la confrontación al kirchnerismo como fogonero, con fines destituyentes.
Casi como que en el vuelo que lo trajo de regreso desde Holanda se pintó de guerra, el Presidente justifica la dura postura asumida a que Cambiemos intenta “recuperar el valor del diálogo entre los argentinos”, e instó a su tropa a “no detenerse frente a aquellos que quieren que este cambio no avance: hay que demostrar convicción”.
La gobernadora ve una carta ganadora en que el acatamiento en el reciente paro haya alcanzado el 30% y que en algunos lugares de la provincia, según la información que manejan, directamente fuera 0, como manifestó en una entrevista por radio Mitre. Y se preguntó, en ese contexto, si será que a los 23 gremios en la provincia que aceptaron la propuesta no les interesan sus trabajadores.

Comentarios

comments

Compartir