“La unidad del Movimiento Peronista es una aspiración inclaudicable”

0
Compartir

La unidad del Peronismo es la unidad de la clase trabajadora, de los más humildes en pos del bienestar de la Patria y en contra de la usura y la entrega de los recursos de la Nación al extranjero.
La unidad del Peronismo es un objetivo que debemos tener todos los que nos sentimos identificados con la obra del General Juan Domingo Perón y con el compromiso social de la Compañera Evita.
Nos hemos encolumnado con Néstor Kirchner primero y con Cristina Fernandez después, porque entendíamos y comprobamos que las políticas llevadas adelante representaban los intereses de los más humildes y brindaba espacio para todos los sectores del campo popular, porque el Peronismo es, desde su origen un movimiento frentista.
Ahora bien, debemos preguntarnos, yo creo, unidad del Peronismo para qué?
¿Para defender los derechos de los más humildes? Bien. Para defender a la Patria en estos momentos de saqueo? Bien. Para garantizar que nadie sea explotado laboralmente para que otro viva mejor? Muy bien. Para luchar contra esta oligarquía que representa los intereses de los extranjeros y nos endeuda por cien años? También estaremos ahí.
Si buscamos la unidad para estos fines, entonces pueden contar con la militancia del campo popular en una unidad de concepción para la defensa de los derechos de una sola clase de hombres, los que trabajan. Porque la política no es una carrera por los cargos. Los cargos a partir de la política deben ser herramientas para defender los intereses de la comunidad y no para beneficio propio y mucho menos para doblar las rodillas frente al poder.
Pero si se busca la unidad para sostener en los espacios de poder a los que sólo tienen intereses personales, a los que le dan la espalda al Pueblo, los que se creen iluminados, los que quieren perpetuarse en una banca de senador o diputado, los que quieren seguir viviendo de la burocracia sindical a costa del esfuerzo de los trabajadores, eso sería volver a cometer un error estratégico y entonces estaremos en la vereda opuesta, junto al Pueblo, defendiendo los derechos de todos y no los intereses de algunos. Las pasiones y los intereses individuales son los que desvían y deforman la actuación peronista.
El Peronismo unido junto a todos los sectores del campo popular que el mismo integra, deben ganar las calles para decirle no a los despidos de trabajadores, no a la quita de sueldos y remedios a los jubilados, no al endeudamiento externo, no al banco mundial, no al Fondo Monetario internacional.
Hoy nuevamente la coyuntura se plantea en liberación o dependencia, derechos o usura. Es necesario fortalecer un empresariado nacional, un sistema de pequeñas y medianas empresas protegidas frente a los embates de las multinacionales extranjeras con el apoyo de los trabajadores no con su explotación.
La unidad del Peronismo en esta coyuntura es absolutamente necesaria, pero recordemos que como dijo el General Perón, «cada peronista tiene de sentir y de pensar para el beneficio común, como lo establece un viejo apotegma peronista: «Que todos sean artífices del destino común, pero ninguno instrumento de la ambición de nadie». Los hombres que vengan al peronismo deben hacerlo con la voluntad decidida de poner todos los días algo de su parte para ennoblecerlo y dignificarlo.»
Desde la humildad y el compromiso llamamos a la unidad del Peronismo para luchar y defender los intereses de todos los argentinos porque ya lo decía el Brigadier Don Juan Manuel de Rosas «Naides más que naides», todos bajo las históricas banderas del Peronismo, Justicia Social, Independencia Económica y Soberanía Política.

Cjal. Luis Angel «Chango» Paz (Unidad Ciudadana)

Comentarios

comments

Compartir