“La universidad pública es el camino a la democracia verdadera y al desarrollo”

0
Compartir

La Comisión Pro-apertura de la Universidad Nacional de Florencio Varela (UNAJ) repudia en forma categórica los dichos de la gobernadora María Eugenia Vidal sobre la imposibilidad de los sectores humildes de acceder a la universidad y por lo tanto la inutilidad de abrir casas de estudios para dichos sectores.
Desde el año 2002, fecha en que la comisión de docentes, padres y alumnos comenzó su trabajo de instalar y desarrollar la idea de abrir una universidad pública en F. Varela, hasta el año 2009, fecha de su creación, innumerables ejemplos demostraron que los jóvenes (y no tan jóvenes) tenían una clara necesidad, intención, vocación y anhelo de contar con una herramienta de formación profesional que invariablemente iba a mejorar sus vidas, la vida de los demás y la vida del distrito. La comunidad se construye entre todos y debe direccionar sus mejores recursos allí donde existe una profunda carencia. La única manera de salir adelante como sociedad es brindando oportunidades para todos y que esos derechos puestos en práctica, elevan nuestra condición de sujetos libres que acceden al conocimiento.
Fue un camino largo donde todos ayudaron: padres, alumnos, docentes, periodistas, sindicatos. Había una clara idea hacia donde todos juntos debíamos trabajar. La universidad no nació de ningún partido o sector, fue un logro de la comunidad y como tal con el aporte anónimo de mucha gente fue ganando espacio y credibilidad: jornadas, reuniones, asambleas, petitorios, juntada de firmas, censo general de matrícula posible en treinta colegios públicos y privados del distrito y encuentros interminables con el poder político hasta convencerlos para que ayuden en el proyecto.
Sólo la educación y la persistencia en los valores de igualdad, solidaridad y compromiso con otros, serán las herramientas que nos permitan vivir en una sociedad más tolerante, justa y equitativa. Eso lo dan los libros de todas las orientaciones, disciplinas y carreras. Y esos libros deben estar al alcance de todos. En la primaria, en las escuelas secundarias, en los institutos terciarios, los cuales deben ser más (y no menos) y en las universidades.
La UNAJ ha demostrado en pocos años que posee una matrícula importante de alumnos, una destacada creatividad académica, que cuenta con prestigiosos profesores, que amplía su oferta académica al punto de incluir carreras como Medicina, (entre muchas otras), antes vedada para nuestros alumnos.
Las palabras de la gobernadora son ofensivas y no se ajustan a la realidad de una población y de un distrito que defienden la movilidad social ascendente y la maravillosa condición del padre trabajador que por primera vez puede ver en su hijo/a la primera generación de profesionales.
Repudiamos estos dichos en forma rotunda. Somos conscientes y sabemos cómo docentes que el camino es el contrario al que se pregona desde el poder. Seguiremos insistiendo en proyectos que incluyan a todos. Seguiremos afirmando que todos somos hijos de trabajadores, que estamos agradecidos de “haber caído” en la escuela pública y que estaremos siempre orgullosos que la aulas -de todos los niveles- se llenen de hijos de obreros.

Comisión Pro- Apertura UNAJ.
Junio 2018.

Comentarios

comments

Compartir