Lo que dejó la derrota 3 a 1 en casa ante River Plate

0
Compartir

Por Guido Cichello- Defensa perdió de local ante un River oportunista que golpeó en los momentos justos, así todo, el equipo no obtuvo respuestas para dar vuelta el partido. Se aleja la chance de Sudamericana.

 

Se sabía que venía una seguidilla complicada ante los 4 clubes más grandes de nuestro país. River, en franca levantada, se presentaba como una incógnita. Luego de la victoria en el clásico ante Boca, el conjunto de Marcelo Gallardo venía ganando y reencontrándose con su mejor versión. Sin embargo, todavía no se veía esa solidez de otras épocas. Defensa, con su juego vertiginoso y de igual a igual, no sólo podría complicarlo, sino quedarse con los tres puntos. El Tito Tomaghello es un reducto difícil para cualquiera y el Halcón no iba a regalar nada. De hecho, el primer gol fue para el local. Un gran pase en cortada de Mariano Bareiro dejó sólo a Nico Fernández quien asistió a Marquez quien la empujó a la red. Era el 1 a 0 y se abría el panorama para los de Vojvoda, quien planteó un partido de igual a igual, dejando espacios, pero teniendo la pelota y apostando a dominar el partido. Pero la ventaja le jugó en contra. El equipo cedió terreno, se refugió en su zona y dejó crecer a un River que comenzó a generar peligro. Tuvo dos muy claras antes del gol de penal de Pity Martínez. Una con Mora que estrelló el travesaño y otra con Pratto quien remató apenas desviado. El empate estaba al caer y así terminó sucediendo. La pelota le pegó en la mano a Bareiro dentro del área y Pittana no dudó en cobrar la pena máxima. River empataba 1 a 1 y estaba bien. Luego de eso, todo se emparejó, Defensa entendió por dónde debía cuidarse y la visita sacó el pie del acelerador. Pero en la última del primer tiempo, tras una pelota parada y varios rebotes, Pinola la empujó a la red para el 2 a 1 parcial que terminó siendo clave en el desarrollo final del partido. River se iba al descanso ganando y so condicionó todo. Quizás con la igualdad, el segundo tiempo hubieses variado. Pero Defensa tuvo que cambiar su plan, salir con todo a empatarlo y eso hizo que deje muchos espacios en el fondo. Gallardo tomó nota de ello, y armó un planteo para ganarlo de contragolpe. Y así terminó sucediendo, River con espacios arriba y Defensa tratando de tapar agujeros, generar juego y situaciones de gol. Era palo y palo, pero con un River mejor plantado en todas las líneas. No hubo muchas diferencias entre uno y otro, salvo en las áreas. Allí River no falló y Defensa sí. Los números hablan por sí solos, los de Nuñez invirtieron 10 millones de dólares en Pratto y Defensa un préstamo sin cargo por el Cuqui Márquez de Belgrano de Córdoba. Así todo, la diferencia real no se vió en el juego, salvo por el evidente resultado final. Hay mucho por corregir, sobre todo porque se vienen partidos complejos. Ahora Defensa visita a Boca en La Bombonera el próximo sábado a las 20.

Pensando en el gran objetivo de ésta parte final de la Superliga, Defensa quedó a 2 puntos de ingresar a la Sudamericana, pero con 4 equipos por delante, y entre ellos, está River Plate, Es cierto que ahora el Millonario debe afrontar partidos de Copa Libertadores y seguramente perderá terreno en el ámbito local, pero el Halcón juega contra Boca de visitante, luego recibe a Racing y termina la seguidilla de partidos difíciles contra Independiente en Avellaneda. Si a todo esto le sumamos que el equipo está pasando por un momento irregular, claramente peligra la posibilidad de Copa. Así todo, el objetivo final es quedarse muchos años en Primera División, terminar de la mejor manera la presente edición de la Sudamericana, la cual retomará luego del Mundial, y así poder seguir armando planteles competitivos que tengan grandes objetivos.

Comentarios

comments

Compartir