Lo que dejó la gran victoria en casa ante Newell´s

80
0
Compartir

Por Guido Cichello.

Defensa volvió a ganar, pero lo más importante fue cómo lo hizo, independientemente del 1 a 0 final. Superó a Newell´s en todos los sectores del campo y mereció ampliar su ventaja.

Todo sigue igual, todo sigue igual de bien. Eso dice la famosa canción que le calza como anillo al dedo al Halcón, no sólo porque volvió a ganar sino porque fue ampliamente superior a su rival, tal como venía ocurriendo en los últimos partidos del torneo pasado, sobre todo en condición de local. En este caso tuvo un duro escollo como Newell´s que llegaba a Varela siendo escolta de Boca. Pero en cancha hubo un solo equipo, y ese fue el de Beccacece quien le ganó la pulseada táctica a Osella. Es que Defensa entendió dónde debía lastimar a un equipo Rosario que, sobre todo en el segundo tiempo, se vió desbordado por todos los costados. El primer tiempo habías sido parejo, pero el monologo del Halcón de los primeros 25 minutos le daban a Beccacece esa tranquilidad para afrontar el segundo tiempo con otra expectativa. Los rosarinos habían emparejado el trámite, pero no por merito propio sino por inoperancia de Defensa que había dejado crecer a su rival, tanto en el control de la pelota como en las situaciones de gol. Pero el técnico supo corregir a tiempo y en el complemento fue todo para el equipo local. La pelota, la utilización de los espacios y sobre todo, las situaciones de riesgo. Basándose en la solidez del arquero Gabriel Arias, con la presencia de Alexander Barbosa, también con el empuje de Jonás Gutiérrez y la constancia de Bouzat y Stefanelli, el equipo tuvo, en su columna vertebral, los puntos más altos en la tarde noche del sábado varelense. Esa ley 1259 que todo equipo debe tener bien aceitada para sacar ventaja. La presión funcionó a la perfección, la pelota filtrada a espaldas de los volantes centrales de Newell´s también y la solidez defensiva fue otra de las claves en la victoria. No es fácil sostener el ritmo que tuvo Defensa en todo el segundo tiempo, marcó eso además el buen estado físico que tienen los jugadores para llegar al minuto 93 dominando las acciones. Los rosarinos siempre estuvieron a tiro en el marcador, pero nunca en el juego. Ni siquiera pelotazos al área les dejaron tirar, siendo esa también una de las pautas de tal dominio Halcón. Ahora pensando en Huracán nada tocará el entrenador, de hecho mantuvo el mismo equipo que venía jugando los amistosos en la pretemporada y le dio resultados. Ahora el próximo partido posiblemente se repita la misma formación y también la idea. Beccacece no es de cambiar su filosofía, lo hace de la misma manera jugando de local, como así también de visitante. Y Huracán será la excusa perfecta para mantener esa solidez en todas las líneas y esa presión para poner el juego siempre en campo rival.

En cuanto a los promedios del descenso el equipo está en la posición 19 de un total de 30. Las cuatro victorias de manera seguida le dieron la chance de superar a equipos importantes como Vélez, Colón y Huracán, siendo éste último el próximo rival del Halcón. El gran objetivo es mantener la categoría y ascender muchos puestos en esa tabla de posiciones que es la que realmente importa. En las temporadas venideras habrá muchos descensos y estar lejos de la zona roja, será la clave para tener al club muchos años más en la máxima categoría de nuestro fútbol. Es cierto que también en el horizonte está la Copa Sudamericana y el trascendental partido ante el Sao Pablo. También la Copa Argentina, pero la cabeza está puesta en el torneo local y nada debería cambiar los planes. Yendo semana a semana y partido a partido es una manera de no desviarse del camino. El sábado el Halcón arrancó con el pie derecho y apuesta a seguir por la misma senda.

Comentarios

comments

Compartir