Lo que dejó la gran victoria en la visita a Estudiantes en La Plata

0
Compartir

Por Guido Cichello.- Aún dura la alegría por los tres puntos antes Estudiantes, sin embargo Vivas ya piensa en el partido por la tercera fecha de la Superliga ante Unión, el cual se jugará el sábado a las 14 en el Tomaghello.

Para darle valor al empate de la primera fecha contra Gimnasia había que sumar de a tres ante Estudiantes. Ya con esos tres puntos logrados y sumando el empate del inicio del torneo, Defensa se ubica en una posición expectante en la tabla de posiciones. Aún resta mucho para terminar el torneo, pero siempre el inicio marca el rumbo de lo que vendrá después. Y más aún, si tenemos en cuenta que el equipo mereció ganar ante Gimnasia en aquel empate 4 a 4 en casa. Contra Estudiantes por momentos se jugó bien, por otros no tanto, pero lo más importante de todo, fue el resultado. Hay mucho que corregir, pero siempre con una victoria es más sencillo marcar errores y hacerle entender al jugador dónde se falló. El primer tiempo fue parejo, a pesar de que Estudiantes comenzó mejor y complicó con balones detenidos aprovechando muy bien la altura y experiencia de sus centrales. Ya promediando la etapa inicial Defensa se animó más, entendió por donde debía lastimar y tuvo dos situaciones claras de gol, ambas con Cuqui Marquez. Los minutos finales de ese primer tiempo, volvieron a tener a Estudiantes como protagonista. Los primeros 45 minutos no tuvieron mucho que destacar. Ambos tuvieron situaciones, aunque no en cantidad y calidad, pero intentaron manejar la pelota y presionar en determinados sectores del campo. El compromiso y la entrega superó al buen juego e ideas, pero así todo, ambos intentaban llegar al gol por el camino del futbol asociado. Ya en el complemento, Estudiantes entendió que debía ir a buscar el partido, y como al comienzo del juego, también dominó pero sin inquietar demasiado a Arias. Tuvo el arquero un par de buenas intervenciones, pero no mucho más que eso. Era el Pincha quien hacía el desgaste y Defensa lo aguantaba en su zona. Hasta que Nelson Vivas metió a Memo Bordagaray y ahí cambió todo. El equipo ganó en peso ofensivo, tenía los espacios y los supo aprovechar. Un par de infracciones fuertes contra el ídolo Halcón, no sólo le dieron descanso al equipo en lo defensivo sino que también, respuestas en ataque. Y tras una jugada suya con la figura de la cancha, Leonel Miranda, desencadenó en el único tanto del encuentro. A Cuqui Marquez se le fueron abriendo los caminos y su remate, que desvió en un defensor de Estudiantes, terminó descolocando a Mariano Andujar para el 1 a 0 parcial. Fue un golpe difícil de digerir para el local que sin ideas claras pero con ganas y empuje intento acorralar al Halcón en los minutos finales. Por su parte Defensa se aferró al resultado y terminó consiguiendo una victoria muy valiosa. No sólo por la jerarquía del rival sino además, porque le da valor al empate de local contra Gimnasia de la semana anterior. Ahora vuelve a jugar en el Tomaghello, ante un Unión de andar irregular. Será un partido difícil, friccionado, pero que tendrá a un Halcón protagonista siempre pensando en atacar para lograr los tres puntos. Vivas aún no encontró su mejor versión, es cierto que contra Temperley se vieron destellos de lo que el técnico pretende, pero lo ideal sería imponer condiciones, no sólo ante equipos de menor jerarquía sino también contra los de igual o mejor nivel. Gimnasia, Estudiantes y Unión, próximo rival, entran en esa categoría. Por eso el partido del sábado marcará el camino de éste equipo que amaga con seguir escribiendo la historia grande de un club que ya se animó a ganarle y jugarle de igual a igual a cualquiera.

Comentarios

comments

Compartir