Lo que dejó la inesperada derrota ante Sarmiento en Junín

0
Compartir

Por Guido Cichello.

Tendría que haber sido una noche soñada y terminó siendo para el olvido. Fue caída 1 a 0 en la visita a Junín y el único tanto del encuentro lo marcó Brian Fernández, ídolo Halcón.

De los 5 partidos que le restan a Defensa en éste tramo final del torneo, era Sarmiento en Junín el más accesible. El Verde, con un pie en el Nacional B, se jugó todo por el todo en busca de la hazaña que lo pueda dejar una temporada más en la categoría, sin embargo, los números le daban la derecha al equipo de Beccacece. Pero la fortuna no estuvo del lado Halcón y sí del local. El desgaste físico lo realizó Defensa, las mejores situaciones estuvieron del lado visitante, pero fue Sarmiento quien aprovechó una desconcentración en el fondo de su rival y además de anotar, supo aguantar bien cerca de zona para quedarse con el partido. Brian Fernández, ídolo Halcón por haber marcado el gol histórico del ascenso, cumplió con la ley del ex y terminó siendo el verdugo en la noche juninense. El sueño de Copa sigue intacto, Defensa ganándole a Independiente en el Tito Tomaghello, alcanzaría el puesto 11 y sería el último clasificado a la Sudamericana.

Los números todavía le dan la derecha al Halcón que sólo de él depende su futuro copero. En cuanto al juego en Junín hay mucho por analizar. El equipo no tuvo el volumen de juego de otros partidos. Se lo notó impreciso, posiblemente por el mal estado el campo de juego, pero también porque no fue una buena noche, tanto en lo colectivo como en lo individual. Los puntos más altos del equipo, ésta vez fueron loas más flojos. Alexander Barbosa ganó y perdió en igual medida y se equivocó en el gol de Fernández. Lolo Miranda no fue el eje que venía siendo. Jonás Gutiérrez no gravitó, Ignacio Rivero tuvo un par claras para marcar y falló y por último, los delanteros, Andrés Ríos y Agustín Bouzat nunca impusieron condiciones. Les costó desequilibrar en el mano a mano. Así todo, el equipo fue superior a su rival y no sólo mereció mejor suerte, sino quedarse con los tres puntos. Pero no todo es color de rosas en el fútbol, los traspiés también existen y ahora salir de eso es un desafío que éste grupo de jugadores, que tantas alegrías nos dío, deberá resolver. Será clave reencontrarse con el volumen de juego, con esa confianza de presionar y ganar pero además de jugar y generar espacios y situaciones de gol. La próxima jornada será ante Independiente, todavía no se definió la fecha, pero sería el domingo 11 de junio. En ese caso, Sebastián Beccecece y Nicolás Diez no se podrán hacer cargo del equipo en ese partido. Los que estarían en la dirección técnica serían Francisco Meneghini, ayudante de campo de Beccacece y el preparador físico Martín Bressan. Igualmente la idea de la dirigencia Halcón es que se dispute el 14 de junio y allí Beccacece podría hacerse cargo del equipo. Aún restan varios días para ese compromiso, por lo que el plantel retornará a los trabajos con el preparador físico Bressan. No será un partido más el del Rojo, no sólo porque enfrente estará Ariel Holan, ex técnico Halcón, sino además porque es un rival directo por las Copas y en caso de ganar el Halcón se meterá en la posición 11 de la tabla siendo el último en ingresar a la Sudamericana. Ese es el gran objetivo que se planteó el grupo para éste final de torneo. Mucho dependerá de esa clasificación para diagramar los próximos dos semestres, el de fines de 2017 y  principio de 2018. El próximo cuerpo técnico tendrá muy en cuenta si el equipo juega o no Copas internacionales. De hecho se habló de Gabriel Milito, quien podría ser tentado en caso de que el club siga en los planos internacionales.

Comentarios

comments

Compartir