Lo único que crece: Los delincuentes en la calle

0
Compartir

El Comando de Patrullas de Florencio Varela tiene trabajo a toda hora del día. Manoseador y motochorros

 

Pasado el mediodía de ayer los oficiales de la zona 9, Marcos Vallejo y María Avalos, fueron encomendados por el 911 a la estación Bosques, donde sobre el andén un grupo de personas tenían reducido a un hombre mayor. En el lugar una joven de 23 años manifestó que el sujeto manoseó a su hermana de 14 años, la que lloraba desconsoladamente, cuando regresaba del colegio en el tren. La menor dijo que el sujeto, de 63 años, había manoseado en reiteradas oportunidades sus nalgas. El manoseador fue identificado como Bernabé I. Menor y manoseador fueron trasladados a la comisaría 4ta de Bosques.

BORRACHO PROFUGO
Los oficiales antes mencionados en la calle Dinamarca y Suecia, de Santa Rosa, identificaron a un sujeto que se encontraba consumiendo bebidas alcohólicas, siendo el mismo Diego Luis R.D. de 40 años. El sistema de informática de Quilmes informó que sobre el sujeto pesaba un pedido de captura activa desde 2014, por el delito de tentativa de robo simple.

 

motochorros
El 911 dio un nuevo alerta al Comando de Patrullas, a cargo del comisario Sergio Martínez.
La urgencia convocó a la dotación del patrullero afectado a la zona 25 y a cargo del oficial Fernando Alomo y la oficial Yesica Lencinas, hasta un inmueble de la calle las calles Concordia 1081, entre Tres Arroyos y Lobos de El Rocío, a raíz de un robo en una finca.
En el lugar del hecho los oficiales observaron a dos sujetos, quienes al notar la presencia policial intentaron darse a la fuga. En ese marco y en presencia de testigos, los oficiales ingresaron a la casa logrando la aprehensión de dos sujetos identificados como Néstor A y Ramiro E, incautándose entre las prendas del segundo en mención,un cargador de pistola 9mm sin municiones.
El dueño de la morada, identificado como Héctor N, de 52, años, avaló el accionar policial, manifestando ser retirado de la Policía Federal Argentina. El propietario del inmueble constató que la puerta de entrada a su finca se encontraba violentada, reconociendo el cargador como de su propiedad, exhibiendo documentación de la misma.
En el caso también participó de apoyo la policía motorizada del Comando de Patrullas.

Comentarios

comments

Compartir