Los aumentos que se vienen después del triunfo de Cambiemos: Luz, gas y transporte

0
Compartir

El gobierno prepara aumentos para servicios fundamentales como luz y gas, pero también para el transporte público, la nafta y prepagas. Otros de segundo orden como el abono para el futbol, peajes y monotributo, también aumentarán.

(Infocielo) El triunfo de Cambiemos en gran parte del país y sobretodo el contundente resultado obtenido en la provincia de Buenos Aires, le dio vía libre al gobierno nacional para apretar el acelerador de las reformas y entre estas medidas, nuevos y dolorosos aumentos.
A penas horas de que cerrara el recuento de votos el pasado domingo, comenzó a regir el aumento en la nafta que subió un 10%. El aumento venía siendo retenido, pero apenas se conocieron los resultados, la nafta fue el primero de unos cuantos aumentos que se darán entre este año y el 2018.
Paradoja de “agradecimiento” que Cambiemos prepara para sus votantes y el resto de la población. La luz volverá a tener un tarifazo en noviembre y se espera lo mismo para el gas, estimado para diciembre. Pero no bastará con eso para el gobierno de Mauricio Macri, ya que se esperan que también se modifiquen las tarifas en el transporte público, en la salud las prepagas médicas, el monotributo y hasta el abono para ver el futbol, que dejará de ser gratis.

Luz y Gas
Luego de que en febrero pasado la luz volviera a aumentar para todos aquellos usuarios de Edenor y Edesur, afectando a casi 5 millones de personas, el nuevo tarifazo autorizado por el ministro de Energía, Juan José Aranguren, se estima que será en noviembre, al tiempo que también se prevé que habrá otra modificación en febrero de 2018.
En tanto el gas, otro servicio indispensable para vivir, también se verá afectado por aumentos, los cuales empezarían el 1 de diciembre de este año. La primera audiencia pública será el 13 de noviembre.
Transporte
Sin dudas, el aumento en el transporte es uno de los que más afecta al conjunto de la población y que también está estrechamente relacionado con el aumento de la nafta, la cual desde hace poco se encuentra atada a las decisiones de las empresas y no del Estado.
Es por esto que de la misma forma que con el combustible, el presidente Macri decidió esperar a las elecciones para oficializar el aumento. Por su parte, el ministro Guillermo Dietrich admitió que la tarifa “merece un retoque”.
Dicho tarifazo vendría de la mano de la implementación de un “boleto multimodal”, que será utilizado para combinar subtes con trenes y colectivos. La tarifa que se viene barajando rondaría los 11 pesos.

Aumento de
las prepagas
Con la excusa de adecuarlas según la inflación, el gobierno viene autorizando constantes aumentos en la cuota de las prepagas, algo que más allá de la lógica atenta contra la salud de las personas, sobretodo la de los jubilados. Por ahora el gobierno solo decide darle la derecha a las prepagas y dejar desamparado a sus usuarios.
Por el mismo motivo electoral, el aumento que debía regir en octubre será aplicado en noviembre.

Abono de futbol
Desde este domingo, también el primero después de las elecciones, el futbol dejará de ser gratis y los derechos de su transmisión son propiedad de una empresa. Para ver los partidos ahora habrá que pagar una suma para nada despreciable que rondara entre los 300 y 400 pesos, adicionales a la empresa cableoperadora. Una promesa que el propio presidente se encargó de difundir durante su campaña en 2015, pero que rápidamente incumplió.
Finalmente, también se esperan aumentos en transportes como el taxi, para peajes en las rutas y para otras necesidades de primer orden como el monotributo. A partir de enero de 2019, las cuotas mensuales aumentarán, todavía sin un estimativo.
Son sin dudas las medidas más incomodas que Cambiemos realiza, pero que al mismo tiempo disfraza, a pesar de sostener en sus discursos un “sinceramiento” de la realidad del país.

Comentarios

comments

Compartir