Los movimientos sociales denuncian que las segundas líneas del Gobierno traban los planes

0
Compartir

Los movimientos sociales cortaron este miércoles distintos puntos del país en reclamo de la aplicación de la ley de Emergencia Social y apuntan a las segundas líneas de los ministerios de Trabajo y Desarrollo Social por trabar los fondos con los que le Gobierno asiste a estas organizaciones.

Los movimientos calcularon más de mil cortes en todo el país, en especial en la Capital y el Conurbano, fundamentalmente llevados a cabo por Barrios de Pie, el Movimiento Evita, la Corriente Clasista Combativa (CCC) y Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep).
“Se levantó la medida de fuerza porque se comprometieron a implementar la ley de Emergencia de manera inmediata, para que 400 mil familias puedan acceder al salario social”, señaló Daniel Menéndez, de Barrios de Pie.
El referente de la CTEP y uno de los organizadores de las ollas populares que se llevaron a cabo, Juan Grabois, denunció que aún “no se erogó ni un solo centavo” de la Ley de Emergencia Social, y señaló la demanda de las organizaciones para que “se cumpla”.
En declaraciones a radio Mitre, Grabois, muy cercano al Papa Francisco, sostuvo que “alguien” en el Gobierno, “no le deja ejecutar” las partidas a la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley.
Se refería al secretario de organización comunitaria, Guillermo Badino. Las organizaciones también apuntan a Miguel Ponte, secretario de Empleo del ministerio de Trabajo.
Según explicaron del Movimiento Evita, Badino y Ponte son quienes traban la entrega de fondos y planes sociales y de empleo.
Curiosamente, los movimientos tienen buen diálogo con Stanley y su par de Trabajo, Jorge Triaca, así como también tienen buena relación con el vicejefe de gabinete, Mario Quintana. Pero son sus subordinados lo que traban la gestión. “No sabemos si son inútiles o cínicos”, dispararon en el Evita.
El referente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, consideró que al gobierno “le está costando mucho estabilizar al país”, y criticó: “Con el Gobierno tuvimos un proceso largo de diálogo, donde hubo muchos compromisos, pero el resultado fue escaso”.
Es que además de reclamar la nula aplicación de la emergencia social, los movimientos se quejan de que el Gobierno cumple el 30 por ciento de lo que acuerda.

Comentarios

comments

Compartir