“Los Sacheritos”: La cultura y el baile como inclusión

0
Compartir

Casi un año después de nuestras notas de lsu gira en Salta, el grupo folclórico de chicos con capacidades diferentes, fue recibido por el intendente y la Secretaria de Cultura. ¿Y si prestamos atención un poco antes?

El intendente Andrés Watson conversó el viernes pasado en su despacho con la directora del ballet “Los Sacheritos” -Susana Díaz- y algunas de las mamás que colaboran a diario con la dinámica del grupo y su ajetreada agenda. El encuentro permitió entre otras cuestiones, diagramar en conjunto los aspectos que le permitan a los bailarines continuar mostrando su arte, señala un comunicado de prensa. Cabe recordar que en octubre del año pasado el grupo fue nota en Varela al Dia por su gira en Salta. Antes de la partida pidio ayuda. Publicamos el 18 de Octubre: “Cabe recordar que el ballet llevó a cabo eventos en Varela para costearse el viaje y la estadía. Desde Cultura municipal no hubo ayuda para este ballet, a pesar de la publicación de este diario donde anunciamos la necesidad. De todas formas han sido dignos embajadores de Florencio Varela”

pagina-10-18-10-2017

Comunicado oficial
Las conversaciones oscilaron entre la historia y el futuro del grupo, las ambiciones y los deseos de avanzar. “Estamos muy contentos, quiero agradecerle al intendente por brindarnos su apoyo. Queremos que los chicos puedan seguir mostrando su arte, que es el baile folklórico, y poder lograr que sean cada vez más profesionales”.
Los familiares y la profesora Díaz pudieron contarle en detalle al jefe comunal y a la secretaria de Cultura y Educación -Julieta Pereyra- los planes e ideas para que “Los Sacheritos” continúen representando, a través de su talento, al distrito en cualquier sitio en donde participen.
Díaz inició el proyecto hace más de una década cuando observó el potencial artístico de algunos de los chicos. Su empeño como profesora y guía directora, hicieron posible el reconocimiento de los talentos varelenses, incluso en reconocidos escenarios como el Festival Nacional de Cosquín.
El cuerpo de bailarines, conformado por personas con discapacidad, se ha transformado en un ejemplo de inclusión a partir de la solidaridad con la que trabajan y reciben a quienes deciden ingresar al equipo. Esto logra plasmarse en sus piezas de bailes que recorren las diversas regiones del país: “Su evolución es inmensa. Cada día ellos demuestran que se puede más”, concluyó Susana.

Comentarios

comments

Compartir