Lucero o Aliseda la duda para reemplazar al lesionado Márquez

0
Compartir

Por Guido Cichello.

 

El plantel Halcón se entrena en Bosques intentando llegar de la mejor manera al partido del sábado a las 19.40 ante Lanús en el Tito Tomaghello. Defensa busca su primera victoria de local.

 

 

 

El andar Halcón ha sido muy irregular a lo largo de toda la Superliga. No pudo sumar de a tres en casa, ni tampoco convertir goles, pero obtuvo buenos resultados lejos de Florencio Varela. Ese andar intermitente le ha costado muy caro, está lejos de la zona de copas internacionales y no ha podido sostener un resultado de un partido al otro. Sí el DT encontró el equipo, porque habitualmente juegan siempre los mismos. Defensivamente también Mariano Soso obtuvo respuestas, pero no así en el medio campo y en la delantera. Raúl Loaiza es el único que se impuso como titular indiscutido, el resto, no ha tenido buenos rendimientos, o lo han hecho un partido bien y otro mal. Nicolás Fernández está lejos del nivel mostrado el pasado torneo, pero aún mantiene su lugar dentro de los once, tampoco hay muchas alternativas. Soso ha tenido que lidiar con el andar irregular de su equipo, pero sobre todo, en cuanto a lo individual de cada jugador. Cuando ellos tienen un buen partido, Defensa gana y el conjunto se luce. Cuando no es así, y no aparecen las repuestas individuales, todo se hace más complejo. Ahora se viene la prueba de fuego de local nuevamente. La presión por ganar el primer partido en casa es grande, y más aún, por lo complejo del rival de turno. Defensa ésta vez debe ganar como sea, sin importar la tenencia, presión en campo rival o situaciones de gol generadas. Con medio a cero, el hincha se irá feliz a su casa. Luego quedará para el cuerpo técnico la tarea de analizar cómo se ganó y por qué, pero el hincha sólo entiende de resultados, sobre todo, cuando estos le son esquivos. A favor del cuerpo técnico, el equipo juega bien y ha merecido mejor suerte a lo largo del torneo. En contra, la campaña pasada fue excelente y las comparaciones son inevitables para el fanático. Ahora lo primordial es sumar la mayor cantidad de puntos, quedar en la puerta de una copa internacional y encontrar, lo antes posible, el equipo que será la sólida base para afrontar la Copa Libertadores versión 2020.

 

Por otra parte los jugadores del Halcón el día lunes vivieron una jornada especial en el entrenamiento de Bosques. La dirigencia le propuso elegir una categoría del club para poder disfrutar del día, y los profesionales designaron a la 2010, chicos de 9 años que juegan en las infantiles del club. Fue un momento único e inolvidable, no sólo para los chicos que pudieron jugar al fútbol y divertirse con sus ídolos, sino también para los jugadores del Halcón que disfrutaron de compartir un día atípico de trabajo, con los chicos que son el futuro del club. Desde éste medio felicitamos la iniciativa y esperemos que se siga llevando a cabo éste tipo de acciones que ayudan al desarrollo de los niños y afianza los vínculos con la institución.

 

En cuanto al choque ante Lanús aún Mariano Soso no dio detalles del posible equipo, es posible que haya un cambio obligado por lesión de Fernando Márquez. Allí el DT tiene dos alternativas. Una es la de Juan Martín Lucero, por características la variante ideal. Sin embargo el delantero aún no está al ciento por ciento en lo físico, viene de recuperarse de una lesión. Otra posibilidad es Ignacio Aliseda, quien tuvo buenos rendimientos en los últimos partidos que le tocó ingresar desde el banco de relevos. El pibe está recuperando el nivel que supo tener a principios de la pasada temporada. Para el Halcón será un partido clave el del próximo lunes, ante el puntero, Lanús.

 

Comentarios

comments

Compartir