Masacre de Florencio Varela: Un nuevo detenido, un arma secuestrada y un sospechoso en la causa

3118
0
Compartir
Adrián Abraham, el parrillero de la avenida Senzabello. El lunes ira a rueda de reconocimiento

Durante la madrugada de ayer se realizaron cinco allanamientos en Varela. En ese marco fue detenido Maximiliano Mansilla. Además, apareció Adrián Abraham, acusado por el padre de una de las víctimas

La investigación por la masacre de Florencio Varela, que dejó el saldo de dos chicas menores de edad muertas y otras dos heridas, sumó ayer nuevos avances. Según informaron los abogados de las familias de algunas de las víctimas del ataque, en el transcurso de la madrugada de ayer se detuvo a una persona y se secuestró un arma de fuego.
En tanto, el famoso “Adrián”, al que las familias de Sabrina Barrientos indicaban como el socio del principal sospechoso, Luis Weiman, y posible perpetrador del crimen, es Adrián Abraham, un joven que trabajaba como seguridad privada de una parrilla situada en la esquina de Senzabello e Islas Orcadas, frente a la heladeria Grido y es instructor de boxeo.
Ismael Barrientos, el padre de Sabrina, una de las chicas asesinadas, aseguró que presentó una denuncia ante la fiscalía contra el propio Abraham.
El acusado se presentó ayer en la sede judicial para dar su testimonio ante la fiscal Mariana Bongiovani. En ese marco Abraham sostuvo en diálogo con los medios que a las jóvenes las conocía del barrio y de salir a bailar, y que el día de la masacre no las había visto.
“Hoy se secuestró un arma en los allanamientos y, según tengo entendido, pertenece a un arma calibre 9 mm (como la utilizada para el ataque a las menores). Además, la mochila de Sabrina Barrientos fue recibida por las autoridades ayer y será utilizada como prueba para lo que la investigación lo requiera”, afirmó Florencia Casamiquela, la abogada de la familia de Sabrina.
Según informó el Canal 26, la identidad del detenido durante la madrugada es Maximiliano Mansilla. Sin embargo, todavía no se pudieron precisar detalles sobre su relación con Weiman, el principal sospechoso del femicidio.
El hombre quedó vinculado al expediente luego de cinco allanamientos realizados durante la madrugada por la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) Quilmes a pedido de las fiscales Mariana Dongiovanni, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Florencio Varela, y Mariela López, de la fiscalía de Violencia de Género de Quilmes.
Abraham no quedó aprehendido pero sí fue identificado y notificado respecto a que está siendo investigado y que será sometido el lunes a ruedas de reconocimiento con testigos del hecho, según indicaron las fuentes. Varela al Dia pudo conocer que la rueda de reconocimiento fue solicitada por los propios sospechados, Weiman y Abraham.
Los pesquisas llegaron a él luego de análisis de cámaras de seguridad, toma de declaraciones testimoniales e investigaciones de redes sociales, entre ellas Facebook, donde Abraham es amigo de al menos dos de las víctimas.
“No entiendo por qué me están involucrando. A todas las conocía del barrio, cuando yo salía las cruzaba a las chicas, hablaba normal, como cualquier otro”, aseguró Abraham a la prensa al retirarse de la fiscalía.
El sospechoso, que dijo ser instructor de boxeo, afirmó que las víctimas “eran buenas vecinas, buenas personas” y que la madrugada del sábado último no las vio porque él se encontraba en un boliche diferente al que habían concurrido ellas.
Consultado sobre si había publicado fotos con armas en las redes sociales, respondió que se trataba de “réplicas” y aclaró que no conoce al vigilador privado Luis Esteban Weiman (36), único detenido en la causa por ahora.
Por su parte, el abogado Daniel Giaquinta, representante de Abraham, sostuvo que éste es “inocente de estos atroces homicidios” y que fue vinculado a la causa en base a declaraciones testimoniales, pero que a su entender “no son fuertes”.

“El no tiene antecedentes, no tiene vinculación directa con la causa, solamente es vecino de las jóvenes”, afirmó el defensor, quien adelantó que el lunes su cliente se someterá a las ruedas de reconocimiento que ordene la fiscalía.
Además, dijo que hay grabaciones de imágenes del sábado que muestran a Abraham en otro local bailable y que aportará esa y otras pruebas al expediente.
En tanto, los pesquisas comenzaron a investigar ahora si el ataque pudo haber estado relacionado al tráfico de drogas y si el único detenido pudo haber utilizado a las jóvenes con ese fin. Nada más que eso, pues Weiman no estuvo en el lugar del hecho y como autor material del doble homicidio y lesiones grave, está tan lejos como Varela en el primer mundo.

Casamiquela
“A partir de los testimonios que surgen en la causa, los crímenes están relacionados con el mundo de la noche y esto incluye el alcohol y las drogas. Puede ser que Weiman las haya llevado a esto”, dijo la abogada María Florencia Casamiquela, quien viene empujando en esa teoria no deja de llamar la atención que todos sus argumentos apuntan hacia el vigilador.
La letrada, que representa a las familias de Sabrina Barrientos (16), una de las jóvenes asesinadas, y Némesis (15), que permanece internada en el Hospital Mi Pueblo, añadió que “hay otras personas más que están tratando de ser identificadas” en relación a esta hipótesis.
En la misma línea se manifestó Julio César Torrada, abogado de la familia de Magalí (16), otra de las heridas, quien ayer a las 16.45 horas fue dada de alta en el Hospital El Cruce, dijo que “para una buena y sana investigación penal es importante que se investiguen todas las hipótesis”. “Primero hablábamos de un múltiple femicidio, después de un despecho, de un rapto de celos y ahora se agrega esta posibilidad del narcotráfico.
En la masacre de Florencio Varela se barajan dos hipótesis diferentes. Por un lado, el motor del crimen habría sido pasional y por otro lado surgieron nuevos datos que indicarían que el asesinato de las jóvenes tendría detrás una trama con el narcotráfico.
Las declaraciones cruzadas de los abogados se hicieron en la puerta de las fiscalias donde se realizó una marcha que convocó a distintos casos que reclaman justicia, algo que el fueron penal debería prestar atención.

El tio contra Weiman
Un tío paterno de Denis Daiana Juárez, una de las fallecidas, fue a la Justicia a señalar a Luis Weiman. Aseguró que Denis había roto con él hace al menos tres meses y que él la hostigaba constantemente. No solo eso: el guardia del Bingo Florencio Varela, según este tío, también conocía a las otras tres víctimas y portaba regularmente armas de fuego.
Sin embargo, Ismael Barrientos, el padre de la otra joven fallecida, Sabrina Barrientos, hizo fuertes declaraciones en el programa Nosotros a la mañana en el que aseguró que su propia hija había sido mula para llevar droga a los boliches y, anteriormente, había sido detenida con 20 mil pesos en el bolsillo.
Ismael abrió una nueva hipótesis al declarar en vivo que a Sabrina “la mataron porque no tenía que ir a bailar al boliche que tenían que ir a bailar”. Esto desdibujaría la carátula de femicidio.
Magalí Pineda, una de las jóvenes que sobrevivió a la masacre de Florencio Varela, declararía en las próximas horas y, según su abogado, Julio Torrada, la joven conocería al segundo involucrado y sería allegado a Luis Weiman.
“Magalí pondría en la escena del crimen a Weiman, siendo él el que disparó. La fiscalía ya tiene corroboradas algunas cuestiones. Pineda va a aportar un contexto”, aseguró Torrada y agregó: “La información que dé a la causa va a poner blanco sobre negro en algunas cuestiones”.
“Entre ayer y esta mañana (por ayer jueves) la causa avanzó mucho y a partir del testimonio de un testigo clave, podrían ponerle nombre y apellido al segundo hombre, el misterioso hombre del video”. Pero Varela al Día esta en condiciones de afirmar que no hay segundo hombre.

Comentarios

comments

Compartir