Mejoras en la zona de Km.26

0
Compartir

El intendente Andrés Watson examinó ayer el avance de los trabajos realizados en la Plaza «Manuel Belgrano» no solo para potenciar las aptitudes de un predio valioso en Kilómetro 26 sino toda el área contigua mediante la renovación del alumbrado público, informó el municipio.
«Ideamos intervenciones de estas características para optimizar las condiciones en espacios con gran circulación de vecinos y vecinas. En este caso, una zona próxima al centro de la localidad, la estación del ferrocarril, establecimientos educativos e instituciones: lugares importantes con una apariencia diferente tras instalar la nueva iluminación», describió el Mandatario Comunal.
Los operarios municipales efectuaron la reconversión del parque lumínico. Modificaron dispositivos de sodio o halógenos por una tecnología LED con mayor eficiencia en diversos tramos: sobre la calle El Ombú desde su intersección con El Tala hasta el cruce con Martín Fierro; El Zonda esquina El Ombú para continuar por El Gaucho, 428 A, El Atalaya, Don Segundo Sombra y finalizar en El Aljibe.
La culminación de esa labor incrementó la seguridad tanto para peatones como usuarios del transporte público, mejoró la visibilidad en el tránsito vehicular y favoreció a la actividad comercial debido a un aumento en la afluencia de personas en horario vespertino o nocturno.

 

Nuevo circuito aeróbico y juegos infantiles
Con la finalidad de crear entornos sustentables y promover la vida saludable, montaron en la plaza un sector destinado al ejercicio físico con diferentes etapas de entrenamiento o elongación. Además, efectuaron el mantenimiento tanto en la cancha de básquetbol como la de fútbol.
En simultáneo, colocaron nuevas hamacas, toboganes más subibajas. Tras reparar los juegos existentes, volvieron a colorearlos para poder utilizarlos sin ninguna preocupación y disfrutarlos por completo.
Las cuadrillas municipales también arreglaron los senderos internos, restauraron los bancos, instalaron enormes canteros con plantas ornamentales, pintaron los refugios donde aguardar la llegada de colectivos e instalaron más cestos donde arrojar residuos.
«Encontré todo muy cambiado. Mejorado en un ciento por ciento. Observé muchas cosas diferentes que me pusieron muy contenta porque sentí que puedo disfrutar más de mi barrio», describió Blanca quien retornó a su hogar en las cercanías de la estación férrea «Dante Ardigó» tras una mudanza eventual.

Comentarios

comments

Compartir