No hay segundo sujeto: El homicida es uno solo

0
Compartir

La foto donde aparece un misterioso sujeto con mochila y gorrita no tiene relación con el crimen. La masacre que se observa en el video, tiene imágenes pixeladas. Luis Weiman no está presente en el hecho. El asesino pasa frente a la cámara

La imagen del sujeto de la gorrita con mochila en su espalda, fue debate en todos los medios nacionales, los que no han reparado en algo muy sencillo y normal: la imagen es nocturna y la balacera contra las 4 jovencitas, en la esquina de Senzabello y Los Andes, del barrio Gobernador Monteverde, se generó de día.
Varela al Día ha informado a lo largo de esta semana los detalles del caso, que hacen al nivel local, y que algunos medios nacionales han comenzado a tomar en las últimas horas. Este diario sostiene la hipótesis, desde el lunes pasado, que Luis Esteban Weiman no estuvo en el lugar de hecho, no es el autor de los disparos y como se dice en la jerga judicial se trata de un perejil.

masacre-florencio-varela-camara-de-seguridad-1920
A lo largo de la semana que hoy termina, este diario intentó en distintos estamentos ver el video de los hechos, registrados por la cámara de Guemes y Senzabello. Se lo pedimos al secretario de Gobierno municipal, Andrés Watson y nos negó la posibilidad. Buscamos entonces en otros canales informativos y llegar elaborar este informe con distintos aportes verbales de quienes sí lo vieron. Esto nos lleva a la convicción periodística que no hubo una segunda persona y el autor de los disparos es un joven de mediana contextura que vestía zapatillas blancas, jogging oscuro y una capucha del tipo canguro de color gris, que se saca tras cruzar por el Fortín La Tropilla hacia Granaderos y Monteagudo. Alli es observado por otra cámara pero como alguien que pasa frente a ella. Cabe recordar que por una grave negligencia en la sala de monitoero no se hizo zoom en la cámara que ilustra esta nota y se perdió la imagen del asesino cuando ejecutaba a sangre fría a las jovencitas. Ese hecho fue captado pero desde 100 metros. Si no hay zoom no hay imagen clara.
Cabe recordar que la masacre se generó a las 6.03 hs del sábado pasado y el joven de la foto, con gorrita y mochila, esta en la imagen del video a las 5.58. ¿Se va a presentar este sujeto a declarar? ¿Qué garantías tiene que no lo dejen detenido?
En el video se observa a las menores sentadas en el cordón de la vereda. De pronto pasa un auto Chevrolet Aveo oscuro, que se presume sea el remisero que declaró haber visto a un sujeto junto a las chicas. El Aveo iba de Este a Oeste. Dobló en Guemes y allí comenzaron los disparos. Esto se ve en las imágenes pero desde lejos. Fue un supervisor el que dijo “están borrachas” cuando se alertó que se veía a los lejos a las jovencitas tiradas en la calle. No se hizo zoom de la cámara y el asesino pasó frente al Domo, pero a lo lejos. El sujeto entró en cuadro pero cuando al video se lo amplia, se pixela y no se observa su rostro. El asesino, único y solitario, sigue en cuadro hasta que se pierde su imagen en el pasillo del Fortín La Tropilla. Salió a Granaderos y Monteagudo y se perdió entre los arboles de Monteagudo que deberían haber sido podados.
A las 6.13 aproximadamente el alerta del 911 llegó al servicio de emergencias SAME que funciona en el interior de la sala de monitoreo. Alli se encendieron las alarmas haciendo zoom al domo y observando el baño de sangre. El asesino, tras balear a las chicas, que en la cámara se ven como bultos que caen al suelo, cruzó Senzabello en diagonal, a la carrera, y huyó. Cuando cruzó a Granaderos se sacó la campera canguro. Se trata de un joven de entre 18 y 25 años, pues cuando se sacó la campera se observó su menos que mediana contextura física. Debajo del canguro llevaba una remera roja. No tenía gorra ni mochila. Y no era Weiman.
Ahora se habla de la participación de un segundo sujeto en los hechos. En el video no hay una segunda persona. Solo uno es el criminal.

Comentarios

comments

Compartir