Novedades sobre el crimen de Gutiérrez: «Le gustaban los jovencitos, lo seduje para robarle plata»

0
Compartir

Se sigue investigando la muerte del ex secretario presidencial Fabián Gutiérrez y en ese sentido, ayer jueves 16/07 declaró en El Calafate, provincia de Santa Cruz, declaró uno de los imputados por el homicidio del crimen, quien admitió que «sedujo» a la víctima con el fin de poder robarle dinero. Los detalles en la nota:

 

Por URGENTE24

Todavía sigue siendo un misterio por qué motivo asesinaron la semana pasada al ex secretario presidencial de CFK, Fabián Gutiérrez, y aunque algún sector de la dirigencia trató de vincular el crimen con la política, las autoridades aseguran que la principal hipótesis es un homicidio pasional-extorsivo, que hasta ahora, la Justicia reafirma con los testimonios de algunos detenidos.

 

Y es que este jueves 16/07, el principal acusado de asesinar a Gutiérrez, identificado como Facundo Zaeta, declaró ante el juez Carlos Narvarte, y admitió que «sedujo a la víctima para robarle» junto a su amigo Facundo Gómez.

 

En ese sentido, afirmó que lo contactó para «tener relaciones sexuales» y que su motivación para acercarse al exsecretario de CFK fue «económico». «Me dijo que le gustaban los jovencitos, chicos de mi edad o menos», declaró Zaeta en un escrito que presentó ante el juez Carlos Narvarte que investiga el caso.

 

Además, aseguró que lo que hizo fue tratar de ganarse la confianza, pidiéndole fotos íntimas «de índole sexual» para poder «seducirlo» y poder así meterse en la intimidad de su casa y así, «robarle dinero».

 

Asimismo, Zaeta contó que con Gutiérrez se conoció hace cuatro meses pero que «no lo mató», e inculpó a su amigo, Facundo Gómez, quien según Zaeta «vende droga y todo fue su idea», amigo al que conoce desde hace 5 años.

Sobre el crimen, admitió planificación para un robo, pero dijo luego que nunca pensó que Fabián terminaría muerto.

 

Según su declaración, Gómez le dijo que debía seducir a Gutiérrez “para concretar un encuentro sexual, luego reducirlo y taparle los ojos para robarle”.

 

“Él (por Gómez) me dijo que si quería ser como él (tener plata) tenía que entrar en un negocio con él”, dijo, y que de colaborar, nadie le iba a hacer nada, pero que de no colaborar “podía tener problemas”, añadió en su declaración.

 

Qué pasó esa noche:

 

Según la declaración del chico, a la que tuvo acceso completo el diario La opinión austral, contó que esa noche el ex secretario lo pasó a buscar el jueves 2 de julio y fueron a su casa en Perkic 124, “inmediatamente en el interior, le pegué dos golpes en la mandíbula, porque practico boxeo, y lo desmayé”.

 

Además, dijo que Gutiérrez cayó seco y golpeó su cabeza en el piso, comenzando a sangrar. Mientras, él lo ataba con precintos, pero se le rompían. “Así que opté por hacerlo con unas sogas y cubrirle los ojos con una venda que había llevado, porque Facundo Gómez me pidió que a él, no lo tenía que ver”.

 

Aseveró que lo redujo solo, y se había apoderado ya de $ 90 mil y relató que Gómez y Monzón -los otros dos imputados- entraron por el mosquitero de la casa y que el primero de estos dos, al ingresar, “se hizo cargo de la situación”.

 

Seguidamente, contó que su amigo lo golpeó a Gutiérrez y lo amenazó con matarlo preguntándole dónde estaba la plata, a lo que la víctima dijo “no sé de qué dinero me están hablando”. “Yo sé que la tenés, a mí no me vas a mentir, nos conocemos, donde está”, habría replicado Gómez. Cuando él y Gómez van a buscar la plata, y Monzón queda “al cuidado de Gutiérrez”, este se escapa y se encierra en el baño, y rompen la puerta para atraparlo nuevamente.

 

“Monzón y Gómez lo golpearon varias veces en el cuerpo y lo redujeron, y me pide a mí que busque la plata arriba…”, declaró Zaeta, para luego marcar cómo fue el homicidio de Gutiérrez.

 

“Veo que Facundo Gómez trae una piedra del patio de atrás de la casa y se la da en la cabeza varias veces a Gutiérrez, hasta casi reventársela, no tranquilo con eso, agarró la soga y se la pasa alrededor del cuello, ahorcándolo”, a lo que él bajó a recriminarle: “¡¿Estás loco?!, me dijiste que Fabián no iba a salir lastimado”.

 

“Me asusté muchísimo. Mi único fin era sacarle el dinero, no dejarlo sin vida a Gutiérrez”, agregó el imputado. Recordó que entró en shock. No sabía qué hacer, y que Monzón también, “creo que él no pensó que Gómez lo iba a matar”.

 

«Creo que Monzón le tenía miedo a Gómez, por eso declaró lo que dijo, y mintió”, apuntó Zaeta. “Quiso echarme la culpa a mi, y los dos fuimos engañados con la idea de robar y que Gutiérrez tenía millones de dólares”, declaró Zaeta al deslizar que su amigo tenía “otras intenciones” y que habría ido con la intención de matarlo al ex secretario desde el primer momento.

 

“Estando detenido y después de darle muchas vueltas, estoy seguro que fue derecho a matarlo y nos usó a Monzón y a mí para cumplir su objetivo”, sentenció Zaeta.

Comentarios

comments

Compartir