ODEBRECHT…

0
Compartir

Por Rodolfo José Bernat
El viernes 2 de junio último, un grupo de fiscales que investiga a la empresa Odebrecht en el país, por pago de sobornos a funcionarios argentinos, completaran la misión por la cual viajaron a Brasil, a los fines de intercambiar informaciones con sus pares de aquel país que investigan el «Lava jato».
La comisión de fiscales que viajo a Brasil, esta integrada por los fiscales Gerardo Pollicita, Sergio Rodriguez, Carlos Stornelli y Franco Picardi. La reunión de fiscales argentinos y brasileros, se realizara en Brasilia, capital de aquel país. Allí esta previsto acordar, como se enviara la información que le interesa a los tribunales locales, en un proceso que no tendrá la rapidez que pretendía el gobierno argentino. Lo primero que se tratara en la reunión de Brasilia, se centrara en como integrar un equipo de fiscales brasileros – argentinos, para trabajar en forma conjunta.
Hasta el viernes pasado, se creía que los fiscales argentinos estarían en posesión de documentación muy importante para la investigación en Argentina, pero según informaron fuentes judiciales brasileros, eso no será posible ya que el objetivo es crear el marco de condiciones para que la información «fluya», como requisito previo.
Sergio Rodriguez, es el titular de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA) y fue quién recibió la decisión de la Justicia de Brasil.
El fiscal Federico Delgado que también debía viajar a Brasil, no acepto formar parte de esta comisión, alegando que hay otras vías para continuar la investigación en el país.
La comitiva de fiscales argentinos ya se reunió con el viceprocurador de Brasil.
Volviendo a Argentina, uno de los personajes «sobresaliente» en los últimos días en el país, es Jorge «Corcho» Rodriguez, a quién la justicia esta investigando por acreditar, que Rodriguez actuó como lobbysta de Odebrecht Argentina, durante el cual, hubo un supuesto pago de 35 millones de pesos en sobornos.
Durante entrevistas televisivas aquí en el país, «Corcho» Rodriguez niega enfáticamente los cargos, afirmando en cambio que: «Fui asesor de Odebrecht durante cuatro años, no fui valijero ni lobbysta».
El fiscal federal Federico Delgado, que es quién lo esta investigado, analiza tres viajes que el «Corcho» Rodriguez realizó en los últimos años en compañía del directivo de la firma brasilera, Bento de Faría Flavio, alto directivo de Odebrecht.
Uno de los viajes investigados, en los que viajaron «Corcho» Rodriguez y Farías Flavio, tuvo como destino Brasil y se efectuó el 14 de enero de 2012, por la aerolínea comercial TAM, regresando a Ezeiza a el día siguiente.
El otro viaje realizado por «Corcho» Rodriguez y Faria Flavio, fue también a Brasil y se realizo el 19 de julio de 2012, retornando a Argentina el día siguiente en un vuelo comercial.
De la investigación del fiscal Delgado, se desprende que existe un tercer vuelo, esta vez en un avión privado, sobre el cual se sospecha pertenecería a «Corcho» Rodriguez. Ese vuelo se realizo el 22 de enero de 2014 y también viajo con él, Faria Flavio. El destino fue Uruguay con regreso a Argentina, el mismo día.
El fiscal Delgado investiga a Odebrecht por «pagos de coimas por obras a AySA» en dos plantas potabilizadoras de agua en la provincia de Buenos Aires en los distritos de Berazategui y Zárate, así como de la ampliación de gasoductos en el país.
Pero Delgado, no es el único fiscal que tiene «sobre la mira» a «Corcho» Rodriguez. También el fiscal Franco Picardi, tiene la mirada puesta sobre el «Corcho» Rodriguez y esta vez, es a partir de una denuncia de Graciela Ocaña, donde se investiga el pago de sobornos de Odebrecht, para acceder junto con la empresa IECSA entre otras, a las obras del soterramiento del Ferrocarril Sarmiento. En esta pesquisa esta involucrado, Javier Sanchez Caballero, operador clave de la firma cuando estaba bajo el mando de Ángel Calvaterra, primo de Mauricio Macri.
En su descargo el «Corcho» Rodriguez, admitió que trabajo en la constructora, pero negó haber tenido participación en los ilícitos, declarando que: «Fui asesor de Odebrecht cuatro años, no fui valijero ni lobbysta, no soy intermediario, asesore a la compañía y desarrollamos varios proyectos.» Aclaro hace pocos días durante un reportaje de radio Mitre. (ámbito.com 2/06/2017)
Mientras en Buenos Aires el jefe de Gabinete, Marcos Peña, volvió a cargar contra procuradora Gils Carbo, acusándola de poner trabas a las investigaciones sobre pagos ilegales de la constructora brasileña.
Si bien Peña busca «despegar» al jefe de la Inteligencia Arribas, que fuera el único mencionado por un arrepentido en un caso de soborno. El Ejecutivo quiera que se conozca pronto que ex funcionarios del gobierno K, recibieron coimas de Odebrecht, que ya dejo al descubierto políticos y empresarios en media docena de países en América Latina, menos de Argentina.
Peña, criticó una vez mas a la procuradora Gils Carbó, acusándola de que no «estaría siendo precisamente activa, para traer testimonios de arrepentidos, información y pruebas desde Brasil». Y apuntando directamente al kirchnerismo, manifestó: «Se trata de tapar el sol con las manos. Si hubo coimas de Odebrecht, fue a funcionarios K» afirmo, prosiguiendo: «La verdad es muy importante para que la gente entienda. Odebrecht, tiene hoy una gran cantidad de personas presos en Brasil y en otros países por admitir corrupción, entre los cuales está Argentina. Y acá, no están presos quienes recibieron las coimas» afirmo el Jefe de Gabinete, en declaraciones a Radio Mitre, agregando que:»Por eso es muy importante que se sepa, quienes son los funcionarios del kirchnerismo que recibieron las coimas».
Odebrecht es uno de los casos más destacados del «lava jato», la mayor operación contra la corrupción en la historia de Brasil y de las principales del mundo.
El ex presidente de la misma, Marcelo Odebrecht, condenado y detenido en Brasil, admitió: «Que la constructora pagó, durante los últimos 30 años, coimas para detener contrataciones públicas a funcionarios públicos de decenas de países, entre ellos la Argentina. Según la Justicia de Estados Unidos, se pagaron aquí, 35 millones de dólares en coimas.
Mientras tanto, terminó la semana y las pruebas que debería traer la comisión de fiscales al país, a partir del 2 de junio pasado, aún no se han producido y el descreimiento popular, sigue en aumento.

Comentarios

comments

Compartir