Organiza una jornada de concientización el Hospital El Cruce en el Día Nacional de la Donación de Órganos

0
Compartir

El miércoles 30 de mayo es el Día de la Donación de órganos y para celebrarlo el Hospital de Alta Complejidad en Red El Cruce (SAMIC) organizará una Jornada de promoción de la donación de órganos. La actividad se realizará en las instalaciones del Hospital El Cruce.
En el Hall de entrada habrá stands organizados por el servicio de Enfermería. Allí se distribuirán materiales informativos para generar mayor conciencia en nuestra comunidad sobre la importancia de la donación. También se convocará a quienes aún no lo hayan hecho a manifestar su voluntad y renovar su compromiso de ser donantes, registrando la decisión en las planillas que habrá en los stands y que serán proporcionados por el Centro Único Coordinador de Ablación e Implante de la provincia de Buenos Aires (CUCAIBA).
Sin donación de órganos y tejidos no hay trasplante. Un donante puede salvar o mejorar la calidad de vida de hasta diez personas. La donación es solidaria, altruista y desinteresada.
Un proceso de donación y trasplante es un procedimiento complejo en el que pueden llegar a intervenir hasta 100 personas entre profesionales sanitarios, técnicos y personal de apoyo. El hospital participa del tratamiento de trasplante en todas sus dimensiones.
El Hospital El Cruce cuenta con seis equipos de procuración e implante ellos son: médula ósea, hepático, renal, córneas, corazón y el de procuración. Hasta el momento 994 pacientes fueron trasplantados, esta cifra incluye la suma de los pacientes que se implantaron en el hospital y los que se implantaron con órganos o tejidos procurados en el Hospital.
Además en el salón auditorio se realizará un encuentro con especialistas que expondrán sobre la donación de órganos. Se proyectarán videos con testimonios de trasplantados y se brindará un homenaje para los donantes y sus familias junto a ellos se procederá a plantar un árbol en los jardines del Hospital.
La especie elegida será un Ginkgo biloba, un árbol único en el mundo, sin parientes vivos. La historia nos cuenta que un año después de la bomba de Hiroshima, en la primavera de 1946, a cerca de un kilómetro de distancia del epicentro de la explosión, un viejo Ginkgo destruido y seco comenzó a brotar. Para Hiroshima se transformó en símbolo del renacimiento y objeto de veneración por lo que se lo denomina “portador de esperanza”.
La fecha del 30 de mayo fue elegida por el nacimiento del hijo de la primera paciente que dio a luz después de haber recibido un trasplante en un hospital público. Por este motivo, ese día es una oportunidad para hablar sobre el valor de la donación de órganos y reflexionar sobre una problemática que afecta a miles de personas, quienes necesitan de un trasplante para mejorar su calidad de vida.

Comentarios

comments

Compartir
-- Publicidad 26 | Loop Single --