Otra baja para Alaniz en el HCD

0
Compartir

(Por Jorge De Gioia) Desde que se anunció la apertura del espacio político de Emilio Monzó en Florencio Varela, dijimos que en lugar de cerrar la grietas, las abría dentro del mismo espacio que había integrado.
No pasó mucho tiempo desde el 28 de Noviembre para que esto sucediera a nivel local, el 29 de noviembre, el Concejal Maximiliano Bondarenko anunció en plena sesión del Concejo Deliberante que se alejaba del bloque, pero “quedando dentro del mismo espacio” (¿?), evidentemente intentará hacer lo mismo que la Concejal Gabriela Mancuello, quién formo un bloque unipersonal UCR – CAMBIEMOS, por disidencias con Pablo Alaniz, el referente local de Macri mientras estaba a cargo del gobierno nacional.
Bondarenko ha tenido también diferencias con los puntos de vista de Alaniz y con su forma de encarar la campaña política, donde perdió una banca de Concejal, esto se veía en las continuas ausencias a reuniones de los llamados “equipos” y en algunos otros gestos de desacuerdo, lo que no se esperaba era que rompiera el bloque a solo 24 horas de hablar con Monzó y con su mentor político. Le queda acordar con la Presidente del cuerpo Legislativo Laura Ravagni, para poder mantener sus empleados, que son a la postre empleados del bloque “Juntos por el Cambio”, a los que intentarán darlos de baja.
A Maximiliano Bondarenko le fenece el mandato en 2021 y claramente su intención es formar lista propia para competir en una interna y si la gana ir por la Intendencia Municipal en 2023, tratando de desplazar de la escena política a Alaniz, quién no ha podido fortalecer su liderazgo local, teniendo en cuenta que los votantes buscaron una alternativa y que sus elecciones hoy son muy cambiantes, por tanto se establece una competencia que divide las aguas y las preferencias de los ciudadanos.
Bondarenko, en el tiempo que le queda deberá constituir un espacio diferenciado y grupos de trabajo que lo ayuden y apoyen, sin ello y sin aportes para su próxima campaña política, su futuro quedará librado a la suerte o a las promesas que le pueda haber hecho el Diputado Sebastián de Luca y Emilio Monzó.
Claramente se veía que un hombre formado en el ejército y en la Policía de la Provincia de Buenos Aires, de la cual se fue con una alta jerarquía de mando y experiencia, no iba a aceptar las directivas de personas que no mostraran liderazgo, acompañamiento y trabajo en equipo, quedando lejos las charlas via Web de ambos con la gente, para captar votos.
Ahora habrá que esperar, si alguien más sigue los pasos de Maximiliano Bondarenko o si es influenciado por éste, al haber divisiones internas en cuanto a quién tiene de referente cada uno ¿Monzó, Vidal que ya dijo que no va a hacer política o Macri que quedara liderando al PRO? quedando claro que Pablo Alaniz esta perdiendo el control de su propia tropa, quizás por ocuparse más de visitar a otros intendentes para ver como copia algún proyecto, en lugar de ocuparse más de integrar su propio espacio.

Comentarios

comments

Compartir