Otra vez, «Cuqui» Márquez convirtió y ante Estudiantes en La Plata

0
Compartir
Por Guido Cichello.-
Sin brillar pero siendo un equipo compacto y combativo, los de Vivas ganaron por la mínima y sumaron tres puntos muy importantes luego de haber empatado de local ante el Lobo.
Había que recuperar el terreno perdido, una victoria ante Estudiantes le daba validez al empate en casa ante su archirrival Gimnasia. Y el equipo terminó sumando de a tres porque nunca se resignó a conseguir una victoria, porque entendió cómo debía jugar el partido y de qué manera. El primer tiempo fue parejo, de hecho el local arrancó mejor complicando desde las pelotas paradas. Pero pasado ese aluvión del comienzo, fue Defensa quien impuso condiciones y terminó dejando mejor imagen en esos primeros 45 minutos.
lnl_4616
El empate parcial era lo que mejor se ajustaba al trámite del partido. Ninguno había hecho méritos suficientes para aventajar al otro. El Pincha tuvo un par de balón detenido y Defensa, dos en los pies de Cuqui Marquez. Tanto Arias como Andujar respondían bien. Ya en el complemento el local insinuó algo, pero más con ganas que buen juego. Equivocaba los caminos y agrandaba cada vez más a un Defensa que se sentía cómodo con el empate y sobre todo, con el desarrollo del juego. Arias tuvo un par de intervenciones que salvaron su valla y eso agrandó al capitán del Halcón.
lnl_4597
Basados en una sólida defensa, con Jerez Silva, Alvarado y Hugo Silva, pero apoyados en el buen partido de Rivero y Daniel González, el equipo parecía tener el partido controlado. Miranda, además de correr y marcar, también hacía jugar al equipo, y minuto a minuto Defensa ganaba en confianza. Más aún con el ingreso de Memo Bordagaray quien mostró su jerarquía cada vez que tuvo intervención en alguna jugada. De hecho el gol llega por un toque de Miranda a él y éste a  Marquez quien, ayudado por un rebote en Facundo Sánchez, salió gritando con todo el 1 a 0 parcial. Faltaban 8 minutos para el final y los tres puntos parecían irse a Varela.
lnl_4476
La victoria trae consigo confianza y optimismo. Se está yendo por el camino correcto y que los resultados aparezcan es un alivio para el cuerpo técnico. La idea es clara y los jugadores están convencidos, sólo falta trabajo y los resultados llegarán. Ante Unión el próximo sábado habrá otra prueba de fuego. El equipo necesita hacerse fuerte de local y sacar algunos puntos de visitante, los más que pueda. Tal como ocurrió con Beccacece. Es importante que el equipo se acostumbre a jugarle de igual a igual a cualquiera y que ganar este tipo de partidos ante rivales tan importantes, no sea una hazaña sino algo normal. Algunos creían que la vara estaba muy alta, tras la gran campaña de Beccacece y otros que eso ayuda a exigirse más y a tener objetivos importantes. Por ahora, y tras haber quedado eliminados por penales en Brasil, pasado de ronda en la Copa Argentina ante Temperley, habiendo merecido ganado de local ante Gimnasia y sumando de a tres contra Estudiantes de visitante, no se extraña al hoy cuerpo técnico de la Selección Argentina. El juego no es tan fluido y eficaz, pero recién van dos fechas del torneo. Vivas tiene mucho por corregir y mejorar, pero sin dudas que éste es el camino. Hay cosas a destacar, como el buen partido defensivo luego de haber sufrido 4 goles en la primera fecha. La claridad en ataque con jugadores que cada vez se entienden más, y las respuestas que llegan desde el banco de relevos, sobre todo con Fabián Bordaragay. Ordenando más a a la defensa, puliendo aspectos en el medio y teniendo como dupla de ataque a Bordagaray y Marquez, el hincha comienza a ilusionarse. Recién van dos fechas, aún queda mucho por recorrer, pero hay material para jugarle de igual a igual a cualquier y conseguir buenos resultados, no sólo en casa sino lejos de Varela.

Comentarios

comments

Compartir