Para zafar de la clausura: “Nos banca toda la política de Varela para hacer fiestas cuando queremos”

0
Compartir

Palabras más, palabras menos, fueron las que escucharon los agentes de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y los hombres de la Guardia Comunal, cuando el domingo a las 10 de la mañana irrumpieron en la fiesta electrónica que se desarrollaba en un coqueto chalet del pasaje Walt Disney, del barrio Sarmiento, de Florencio Varela.
Desde el gobierno municipal no hubo muchas aclaraciones. Habló con un medio el Secretario de Gobierno, pero luego cerró su teléfono. Intentamos comunicarnos, le dejamos un mensaje de whatsapp, por la parrillada, lo vio, pero no respondió. ¿De quién es la casa? De un importante empresario con dos locales enormes en la avenida San Martín y además proveedor municipal. Así son las cosas. El emporio del poder. Chapearon ante los hombres de ley. Pero claro, los vecinos denunciaron en horas de la noche del sábado, durante la madrugada del domingo, pero los mensajes no habrían surtido efecto. ¿Quién miró para otro lado? Los vecinos dicen que el hijo del dueño del Emporio compró equipos de audio nuevos y los estrenó, pero las fiestas, eran costumbre.
Según informaron fuentes policiales, a partir de la denuncia de varios vecinos de la zona que alertaron que se estaba produciendo una fiesta en una casa, la policía arribó al domicilio ubicado en la intersección del pasaje Walt Disney con la avenida Hipólito Irigoyen.
Allí, los agentes vieron inmediatamente la cantidad de vehículos estacionados en la puerta y la música a todo volumen. Según dijeron, los policías llegaron al lugar sobre el final de la fiesta por lo que creen que muchos participantes ya se habían ido. Sin embargo, todavía quedaba gente que bailaba al ritmo de la música de un DJ local.
De esta forma, los policías ingresaron a la vivienda y detuvieron a 22 personas. Los imputados son 15 hombres y siete mujeres, todos ellos mayores de edad. Solo tres de esas personas tienen domicilio en Varela y el resto provino de la Ciudad de Buenos Aires, Quilmes, Tapiales, San Martín, Villa Ballester y Loma Hermosa, entre otras áreas.
Una vez que los policías dieron por finalizada la fiesta que infringía la cuarentena obligatoria, las 22 personas detenidas fueron llevadas en sus propios vehículos a declarar a la comisaría 3ra de Florencia Varela.
Según indicaron en la fuerza policial, se incautaron dos de esos vehículos, un Peugeot 308 y un Mercedes Benz A200. Así, los 22 detenidos quedaron imputados por violar los artículos 205 y 239 del Código Penal, que refieren a las medidas establecidas por las autoridades para frenar el avance de una epidemia.La causa quedó a cargo del juez Luis Armella del Juzgado Federal N 1 de Quilmes.

Comentarios

comments

Compartir