Pedido que la Justicia no duerma en el caso Lucas González

0
Compartir

Familiares, amigos y vecinos de Lucas González marcharon a Tribunales reclamando justicia por el crimen a manos de 3 efectivos de la Policía de la Ciudad.

 

Esto era el arma de mi hijo. Me lo acribillaron a mi hijo. Veo la tele que decía que habían detenido a 3 menores y a uno lo habían baleado en la cabeza. ¿Saben por que no le di importancia? Porque mi hijo no era un delincuente, era un bebé de 17 años que dormía conmigo. Él soñaba con llegar a 1ra. y me decía: ‘Ya te voy a comprar una casa Cintia’.

 

«Yo estoy muerta en vida, mi vida se fue con él. Le pido al juez que no los libere y a los 3, a los 3, a los 3, le de perpetua, porque los 3 son culpables, para que no haya un Lucas más». Pero Mario González, padre del joven asesinado, afirmó: «Lucas me da fuerzas y le pido que no me abandone». Luego él agregó: Lo voy a simplificar, pido Justicia nada más. No quiero venganza, no quiero nada. Esto no es política ni es grieta.

La marcha

Durante la movilización hacia Talcahuano 550, Palacio de Tribunales, bombos, bandera s y aplausos rodearon la columna principal de la marcha, en la que estaban los papás del menor para luego subir al escenario montado allí.

«Lucas no se murió, Lucas no se murió, Lucas vive en Varela, la p… madre que lo parió», cantaban a coro en el lugar.

Uno de los padres de los compañeros de Lucas, que también iban en el Volkswagen Suran en cercanías de la Villa 21-24, de Barracas, rescató al fiscal Leonel Gómez Barbella: «Le tenemos que agradecer porque la Justicia se está moviendo. Se salvaron de milagro, porque creo que fueron por todo. Y gracias a uno de los nenes que salió corriendo hoy estamos acá contando y pidiendo justicia por Lucas porque si no hubiese sido peor esto».

Los que están acá juegan a la pelota, no son delincuentes. Dejaron de ser acusados para ser víctimas. Automáticamente en el noticiero salió que eran niños que jugaban a la pelota e injustamente fueron detenidos. No le busquen otra cosa. No hay política. Pedimos banderas y velas porque las banderas argentinas y las velas nos representan a todos.

El padre del chico que manejaba el Volkswagen Suran rompió en llanto y señaló a su hijo que desconsoladamente se abrazaba a una mujer.

 

Son delincuentes que trabajan con ropas de policías. Basta de Lucas. Empecemos a ser más gente. Él (su hijo) manejaba el auto, 4 nenes, no puede pasar eso. Nunca más un Lucas, nunca más.

 

Los policías

Fuentes judiciales informaron a la agencia Télam que los acusados dijeron haberse bajado del auto Nissan Tiida de la División Sumarios y Brigadas de la Comuna 4 al grito de «policía» y con los chalecos identificatorios puestos, y que también hicieron sonar la sirena, aunque no encendieron las luces azules del llamado ‘chichón’ que se ubican sobre el techo del rodado… porque no funcionaban.

 

Tras pasar la noche en una celda de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal, el inspector Gabriel Isassi, el oficial mayor Fabián López y el oficial José Nievas fueron trasladados a los tribunales porteños cerca de las 7:00 y a partir de las 8:30 comenzaron a desfilar ante el juez Martín Del Viso.

 

Según las fuentes judiciales, ninguno de ellos aceptó responder preguntas pero realizaron un extenso y pormenorizado relato de cómo ocurrieron los hechos, y tanto Isassi como Nievas se quebraron en reiteradas oportunidades mientras explicaban las circunstancias del episodio en el que murió Lucas.

 

Los policías afirmaron que trabajaban en la villa 21-24 por una investigación ordenada por la Fiscalía 20 de la Ciudad vinculada a la venta de drogas y que tenían «como objetivo» un domicilio al cual venían controlando porque se sospechaba que era un búnker de drogas.

 

Según lo que relataron, vieron el automóvil Suran azul con Lucas González con sus 3 amigos adolescentes «en actitud sospechosa», detenido en la ochava de Iriarte, y que cuando retomó la marcha «hicieron un seguimiento».

 

«Nievas dice que cuando estaban por embestirlo, disparó cuatro o cinco balazos de frente a los pibes. López dijo que rodeó el automóvil por atrás y cuando escuchó los primeros disparos, también efectuó varios tiros. El único que no mencionó los disparos fue Isassi, quien no hizo ninguna refer encia a esa situación», agregó la fuente consultada.

 

Según el relato que hicieron ante el juez, ninguno de los tres dijo haber visto armas en poder de los adolescentes, al tiempo que tanto Isassi como López interrumpieron en varias ocasiones su declaración porque se quebraron y lloraron.

 

Fuentes judiciales explicaron que, ahora, el juez tiene diez días para resolver las situaciones procesales de los imputados y que se espera para los próximos días la declaración de algunos testigos, entre ellos un hombre que paseaba un perro y que dijo haber presenciado el episodio.

 

Los 3 compañeros

Según Noticias Argentinas, los 3 compañeros de Lucas González -compartían entrenamientos de fútbol en el Club Barracas e iban juntos en el vehículo baleado por 3 agentes de la Ciudad de Buenos Aires, aseguraron que los policías no se identificaron antes y que ellos creían eran delincuentes.

 

Los 3 adolescentes que sobrevivieron a los disparos policiales reiteraron que acababan de salir de un entrenamiento de fútbol, compraron jugo en un kiosco y temían ser asaltados.

 

Ante los fiscales, los 3 aseguraron que antes de detener el vehículo porque los policías los interceptaron no escucharon sirenas policiales, ni los efectivos se identificaron como tales.

 

Por ese motivo, los 3 explicaron que arrancaron la marcha del vehículo en el que iban y fueron baleados por los policías.

 

Además, aclararon los 3 que antes de ser baleados ellos en el interior del vehículo no hicieron ningún movimiento extraño que haya podido motivar la acción de los policías.

 

Ninguno de los 3 menores de edad pudo identificar a la persona que les ‘plantó’ la réplica de un arma en el interior del vehículo (inicialmente se dijo que ellos tenían un arma lo que luego quedó desmentido).

 

Según explicaron, ellos salieron corriendo del auto y se toparon con otros policías a quienes les pidieron auxilio. En tanto, recordaron, los 3 policías de la Ciudad imputados se quedaron en el lugar de los disparos.

Comentarios

comments

Compartir