Piden NODIO para Dady Brieva por «agarrar un camión y jugar al bowling en la 9 de julio»

0
Compartir

En las redes sociales se sigue polemizando sobre la marcha y banderazo del 12 de octubre y las repercusiones en el ámbito político que tuvieron el condimento añadido de la entrevista que el expresidente Mauricio Macri le concedió a la señal de noticias TN.
En ese contexto, desde el oficialismo hubo voces muy críticas sobre la manifestación conocida como #12O, desde un tuit del presidente Alberto Fernández hasta cuestionamientos y repudios por parte de otros integrantes del gobierno y de dirigentes políticos del kirchnerismo.
Fuera del ámbito estrictamente político, el actor militante ‘Dady’ Brieva sorprendió por sus desafortunadas declaraciones que ayer martes lo convirtieron en tendencia en las redes por expresar en su programa de radio que tenía ganas de «agarrar un camión y jugar al bowling por la 9 de julio», en referencia a la gente que se había congregado el lunes para manifestarse en la Avenida 9 de Julio, en los alrededores del Obelisco porteño.
En declaraciones realizadas en su programa Volver Mejores que se emite por la radio militante El Destape, Brieva intentó hacer un análisis del banderazo con una suerte de autocrítica que luego derivo en ataques a opositores y veladas amenazas: «Hay una Argentina que debería estar unida, pero no lo está y no es por culpa nuestra».
«Me parece que nosotros fallamos cuando estamos apuntando y enfrente vemos a un tipo que podría tener una madre y (pensás) que la vas a dejar sin hijo porque el domingo es el día de la madre, y ahí nos pone un tiro en la cabeza», agregó el humorista.
«Me parece que fallamos en eso porque somos escrupulosos y porque tenemos una discapacidad para hacer el mal, porque consideramos que la Patria es el otro y que el que tenemos enfrente también es el otro. Entonces nos pasan cosas como esta», añadió.
Y luego preguntó: «¿Hasta cuándo vamos a aguantar? ¿Cuál va a ser el límite? Me parece que estamos soportando mucho por esto de querer el bien… Me parece que estamos aguantando mucho la cantidad de cascotazos que diariamente (nos tiran) desde las 7 de la mañana».
Brieva no aclaró a qué hacía referencia con aguantar, si es que se trataba del pedido del Presidente de no hacer marchas a favor del gobierno u otra acción, y prosiguió en su discurso: «Yo aguanto porque si digo algo después se arma quilombo».
Y advirtió: «Esto cada vez va a ser peor. Se sigue mojando la oreja y no tiene fin… Va a llevar lamentablemente a (tener) otro comportamiento».
En esa línea, abundó sobre ese razonamiento: «A nosotros nos tienen amordazados y en casa, pero es una olla a presión que puede no terminar bien».
«Realmente esto tiene un final anunciado y ya sabemos cómo termina la película. Y ustedes también lo saben», insistió.
Luego, defendió a la vicepresidenta por el escrache en su casa: «A Cristina le colgaron una bandera que decía ‘Chorra’, y se tiene que ir temprano de la casa en cada movilización para que no vayan a escracharla…».
«¿Cuando se arme quilombo nos van a echar la culpa a nosotros?», preguntó para finalizar tras admitir que hizo «una catarsis» porque se encontraba «con cierta tristeza, desazón y desgano» por las marchas. Fuente: Urgente24

Comentarios

comments

Compartir