Postergan hasta el jueves la definición sobre la vuelta a las clases presenciales

0
Compartir

(DIB) El ministro de Educación, Nicolás Trotta, avanzaba anoche ayer en una reunión con sus pares de las 124 provincias en la definición de un esquema de medidas que permitan el retorno –parcial- de las clases presenciales en las escuelas primarias y secundarias y desde el gobierno de Axel Kicillof, provincia confirmaron que se estudia avanzar en ese camino, lo que podría ocurrir antes de fin de mes y en las escuelas del interior bonaerense.
Trotta, según confiaron a DIB fuentes presentes en el encuentro, no llegó anoche a presentar el nuevo índice epidemiológico que se usará para definir las aperturas, y que dividirá el territorio nacional según el riesgo de contagio en alto, medio y bajo. En cambio, a último momento se abrió la posibilidad de que no exista un índice único sino uno por provincias, a raíz de una sugerencia del ministro de Salud, Ginés González García.
Al mismo tiempo, las autoridades educativas decidieron postergar los cambios en los protocolos para el jueves, una vez que estén terminados de definir los indicadores. Eso se hará en una reunión del Consejo Federal de Educación. Es decir que hasta el jueves no habrá ninguna novedad formal con respecto a la posible vuelta a algún tipo de presencialidad.
Con todo, la decisión política es que una vez que se apruebe el nuevo formato, los alumnos regresen a las escuelas, pero serán las provincias las encargadas de aplicar el esquema. Tal como anticipó DIB el sábado, en el caso bonaerense la intención es que el retorno, gradual y mediado por estrictos protocolos se realice en los municipios que están en fase 4 y 5, lo que excluye en principios a todos los del Conurbano.
El lunes, el viceministro de Salud provincial, Nicolás Kreplak, admitió por primera vez que el gobierno se dispone a “plantear pequeñas aperturas en distritos del interior donde están con pocos casos”. “Agregó que “La estrategia que tenemos es en las zonas de fase 3, donde hay mucha circulación del virus, garantizar la continuidad pedagógica en los grupos de chicos y chicas que tienen más problemas”.
Respecto de lo que se había hablado hasta ahora, el gobierno tiene pensado disponer que para pasar de año “hay que acreditar saberes”. Y aquellos que terminen el colegio, es decir los de quinto o sexto año -dependiendo de la jurisdicción-, tendrán que aprobar un examen con “saberes básicos”. El resto de los alumnos, pasarían de año. Aunque la intención de Trotta es que se unifiquen los ciclos lectivos de este año y de 2021.
Mientras dure la pandemia, además, solo se podrían ocupar la mitad de las aulas, lo que requerirá que los alumnos vayan a las escuelas por tanda, una mezcla de presencialidad y virtualidad. Siempre, respetando los protocolos, distanciamiento social y barbijos.
(Mas Inf. Pag 3)

Comentarios

comments

Compartir