Procesan a Bonafini, López, Fatala y los Schoklender por “defraudación” en la causa “Sueños Compartidos”

0
Compartir
Télam Buenos Aires, 03/11/06 La presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, junto al embajador de Venezuela, Roger Capella Mateo, y a Pablo Schoklender, entre otros, visitaron la obra de construcción de 36 casas en la Villa 15 (Ciudad Oculta), que se realiza como parte del Plan Piloto de Capacitación en Construcción de Viviendas desarrollado entre las Madres y el Ministerio. Foto: Alejandro Amdan/Télam/jcp

Se dictó, además, la falta de mérito para Julio De Vido, Carlos Tomada y los ex gobernadores Jorge Capitanich, Gerardo Zamora, Miguel Lifschitz y Maurice Closs, entre otros.

El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi dispuso el procesamiento de Hebe de Bonafini, de los hermanos Sergio y Pablo Schoklender, del ex secretario de Obras Públicas, José López, y el ex subsecretario de Obras Públicas, Abel Fatala, por “defraudación de la administración pública” en el marco de la causa que investiga el destino de los fondos estatales para construcción de viviendas a través de fundación Sueños Compartidos. Asimismo, dictó la falta de mérito para Julio De Vido, Carlos Tomada y los ex gobernadores Jorge Capitanich, Gerardo Zamora, Miguel Lifschitz y Maurice Closs, entre otros.
Sergio Schoklender y Hebe de Bonafini fueron procesados este lunes (15/05) por “defraudación de la administración pública” en el marco de la causa que investiga el destino de los fondos estatales para construcción de viviendas a través de fundación Sueños Compartidos. El procesamiento también alcanza al ex secretario de Obras Públicas, José López, y al ex subsecretario de Obras Públicas, Abel Fatala.
Por otro lado, la Justicia decidió dictar la falta de mérito en los procesamientos del ex gobernador de Chaco, Jorge Capitanich; el ex gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, el de Santa Fe, Miguel Lifschitz; el de Misiones, Maurice Closs; el ex ministro de Trabajo, Carlos Tomada; y el ex ministro de Planificación, Julio De Vido, entre otros.
En estos casos, el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi entendió que no había mérito para procesarlos pero tampoco para sobreseerlos, por lo que dispuso nuevas medidas de prueba para continuar con la investigación.
Martínez de Giorgi sostuvo que Bonafini -a quien durante todo el fallo trata como Pastor, por su apellido de soltera- “conocía los desmanejos financieros que realizaban los apoderados de la Fundación (los hermanos Schoklender) que ella misma había instituido, y que, en tal sentido, al menos participó de esos quehaceres aprobando los irregulares balances de la institución”.
Sobre los hermanos Schoklender aseguró que, “en connivencia con funcionarios públicos nacionales, se valieron del ‘prestigio’ de la fundación en materia Derechos Humanos para conseguir los fondos públicos y gestionarlos de manera indebida sin despertar sospechas”.
Según indica Martínez de Giorgi, los hermanos Schocklender, como apoderadores de la Fundación de Madres, “tuvieron una activa participación en la gestión y ejecución de las construcciones”. En su explicación, el magistrado expone que al ingresar los montos a la institución los hermanos “desviaron la suma de 206.438.454,04 pesos”.
El millonario monto fue canalizado a distintas personas y empresas a través de cheques y transferencias a sus cuentas bancarias (“Meldorek S.A.” y “Antártica Argentina S.A.”, entre otras)” o a través de personas y fimas que percibieron dinero “sin contraprestación relacionada con la actividad propia de la Fundación y, a través de su cobro, imposibilitaron seguir su rastro -como, por ejemplo, “Cabaña Agropecuaria Del Zonda S.A.” y “Agropecuaria Monte León S.A.”, vinculadas a Guillermo Alejandro Greppi-“. Martínez de Giorgi puso énfasis en la utilización de los miembros del entramado del “prestigio y trayectoria” de la Asociación Madres de Plaza de Mayo y también en el “infiel desempeño” de José López y Abel Fatala, quienes “articularon los mecanismos para que las construcciones de vivienda cuya financiación requerían las jurisdicciones provinciales y municipales fueran adjudicadas en forma directa a la Fundación Madres”.

Comentarios

comments

Compartir