Profesionales de la Salud de la Cicop denuncian un grave deterioro del Sistema de Salud Público

0
Compartir

El documento de la entidad sindical fue enviado por este diario, el lunes pasado, al Secretario de Salud municipal en búsqueda de una respuesta. Al cierre de esta edición no hubo pronunciamiento oficial.

«Estamos viviendo momentos muy difíciles, donde las y los trabajadores de la Salud nos disponemos a dar la batalla en primera línea contra el coronavirus y a continuar demostrando diariamente nuestro compromiso con la Salud Pública.
Es hora de que el cuidado de la salud se vuelva la prioridad número uno y cuente con presupuesto suficiente para que se incorporen profesionales, para adecuar los lugares donde se desarrolla la atención y que se garanticen los equipos de protección para todo el personal sanitario.
Por este motivo, queremos recordarles a los funcionarios y responsables políticos la urgente necesidad de brindar todos los medios para poder desarrollar las tareas, con las mayores garantías de seguridad para la comunidad y para nosotros.
Reconocemos y enaltecemos los actos de buena voluntad de la ciudadanía y el estudiantado de las instituciones territoriales; pero comprendemos que las emergencias sanitarias son momentos donde debe cuidarse a todas las personas por igual. El Estado es responsable de contratar personal calificado con el resguardo de toda la normativa laboral y sanitaria, sin depositar en gestos de buena voluntad la resolución de un grave conflicto sanitario.
La difícil situación que estamos atravesando pone de manifiesto el deterioro que ha sufrido paulatinamente el Sistema de Salud público. Cabe recordar que durante el año 2019 perdimos en los Centros de Salud gran cantidad de horas profesionales, a causa de los bajos salarios, las condiciones de precariedad edilicia y los maltratos recibidos.
En base a un relevamiento que realizamos en marzo de 2019, comparativamente estamos en condiciones de afirmar que el 50 % de los CAPS perdieron horas de pediatría. En menor medida, pero no por eso menos significativo, el ranking de pérdidas abarca horas de ginecología, clínica médica, psiquiatría, trabajo social y odontología.
Frente a equipos desmantelados y pocos insumos para afrontar la pandemia, se suma un contexto de crisis social y económica que afecta a gran parte de la población en este distrito. Barrios con escaso caudal de agua potable, un recurso esencial para frenar la pandemia para higiene personal y del hogar. Además, hay que tener en cuenta el frágil estado de salud de la población con patologías crónicas y con adultos mayores que tiene un acceso discontinuado a la medicación que permita lograr la adherencia a los tratamientos y estabilizar la salud.
Y este llamamiento no sólo se reduce a lo que está sucediendo con la pandemia del COVID-19, sino con patologías con las que año tras año dan cuenta de la escasez de la planta profesional (en los Centros de Salud y en el Hospital Mi Pueblo) y recursos limitados: el dengue y la bronquiolitis.
Desde CICOP apostamos siempre al diálogo, pero una vez más no tuvimos la posibilidad de hablar con las autoridades porque suspendieron la reunión pautada por orden del Ministerio de Trabajo. Por lo tanto, volvemos a expresarnos en los medios.
Nos emocionan los aplausos a las y los trabajadores de la Salud y los agradecemos, pero necesitamos que se escuchen nuestros reclamos y que la comunidad nos acompañe también cuando esto pase y el gobierno no nos brinde los insumos necesarios para ejercer la profesión de manera segura para nosotros y la población.
Tenemos la oportunidad histórica de volver a poner de pie a los hospitales y centros de salud. Que no quede sólo en discursos o promesas, sino que se traduzca en acciones concretas y poniendo a la Salud Pública en el lugar que nunca debió perder».

CICOP FLORENCIO VARELA

LOS 23
Varela al Día pudo conocer en fuentes de inmejorable crédito que el año pasado unos 23 médicos se fueron del sistema de salud municipal por los constantes controles que el gremio Cicop denunciara en su momento ante las autoridades. Los facultativo señalaron en su momento que el acoso de quien fuera Directora General de los Centros de Salud no iba de la mano con los bajos salarios que los profesionales percibían. Así las cosas muchos solicitaron licencias sin goce de sueldo y otros directamente renunciaron. Hoy aquella directora logró un puesto más alto en la Provincia de Buenos Aires. Con los tiempos que se avecinan el sistema va en camino al colapso, gracias a las determinaciones equívocas de una ex funcionaria.

Comentarios

comments

Compartir