¿Qué pasó con el bebé que su mamá abandonó con un cartel que decía «lo dejo porque estoy en la calle»?

0
Compartir

El 24 de agosto pasado por la mañana, dos oficiales del Comando de Patrullas de Florencio Varela encontraron en su recorrida de rutina a un bebé de un año y tres meses abandonado frente al Centro de Salud Ricardo Rojas de Florencio Varela. Tenía un cartel que decía: «Lo dejo porque estoy en la calle.»
Su madre, Pamela, de 31 años de edad, fue detenida por la Policía Bonaerense tres días después en una casilla que alquilaba con su pareja, Claudio, un changarín del barrio Cinco Esquinas diez años mayor que ella, en la calle César Cantú, zona de Bosques. Pamela cobraba una pensión y un plan para solventar el costo de una garrafa. Tenía a su hijo mayor en brazos cuando llegó la Policía, de dos años, hijo de Claudio, y el DNI del bebé que había abandonado en el bolsillo. El changarín fue detenido en el barrio horas después.
¿Por qué una madre abandonaba a su bebé? ¿Qué la había llevado a hacerlo? Madre e hijos habían sido reunidos en un refugio, en una causa a cargo de la UFI N°6 de Florencio Varela. A cuarenta dias del caso, ¿qué pasó con Pamela y su bebé?
A partir del hecho, el camino que se inició fue por tres vías institucionales con la intervención de la Bonaerense, la Judicial y la asistencia del Municipio de Florencio Varela a través de la Subsecretaría de Minoridad. El caso tuvo un giro inesperado.
Pamela no estaba en situación de calle. El motivo del abandono del bebé, sospechan investigadores del caso, está en la violencia intrafamiliar.

version oficial
Paula Maneiro, subsecretaria a cargo del área de niñez y adolescencia de Florencio Varela, explicó al portal Infobae que tras conocerse el caso se llevó a cabo una medida de abrigo, una acción provisoria: «Cuando los derechos de los niños son vulnerados por parte de los familiares se trabaja para ver si dadas las características es posible resguardar el vínculo». En este caso también se llevaron acciones para proteger también al hermano mayor de sus padres. La medida rige por un plazo de 180 días.
Maneiro especificó: «En este periodo se llevan adelante un trabajo en conjunto con ungabinete interdisciplinario integrado por un psicólogo, un asistente social y un abogado.» Los hermanos quedaron al resguardo de un familiar del que, por su seguridad, no se puede especificar si es por parte de materna o paterna. La funcionaria también aseguró que los hermanos no serán separados, para poder trabajar el fortalecimiento de los vínculos familiares.
El trabajo asistencial es en conjunto con los padres, asegura la funcionaria, donde se trata de generar un vínculo saludable: «Es necesario también trabajar en el empoderamiento de la madre para que ella puede llevar adelante medidas que no estén supeditadas a tal vez una orden recibida y pueda sentirse segura con sus hijos» finalizó la especialista.
Voces en la UFI N°6 que lleva adelante el caso avalan la medida de abrigo y y esperan tomar declaraciones a los testigos del caso, las personas que hallaron al bebé en el cochecito en el centro de salud. Mientras tanto, se evalúa la situación para ver si corrresponde que Pamela y su marido sean enviados a juicio oral.

Comentarios

comments

Compartir