“Que se hagan cargo”, reclamó la mamá de la nena quemada con aceite en un restaurante del Cruce Varela

0
Compartir

Briana está internada, con sus tres añitos, en el hospital Sor María Ludovica de La Plata. Su madre, Graciela, no se cansa de pedir justicia ante los medios, en la esquina de Calchaquí y Finochieto, corazón del Cruce Varela y en la puerta del restaurante La Previa, donde la niña, el Jueves Santo, fue quemada con aceite hirviendo a manos de una empleada del lugar.

La negligencia de la trabajadora que se tropezó y le volcó aceite hirviendo sobre la pequeña humanidad de la criatura, es la noticia que conmueve a todos. Las fotos de la niña internada en La Plata, parte el corazón. Graciela, embarazada de cuatro meses, y madre de un varón de 5 años, atiende su celular, habla con los medios y busca un abogado. Dice que su abogada se portó mal con ella. Una joven interrumpe la nota con Varela al Día para apuntar: “Que no vengan a decir que dieron plata, como anda diciendo el dueño del bar, porque es mentira”

 

Graciela pide que los dueños del local se hagan cargo y vayan a ver a la niña, que tiene el 12% del cuerpo quemado. Graciela relata una y otra vez el hecho. Habla con Julio Bazan de TN. Habla con América. Asi continua la tarde de este lunes hasta que 15 minutos antes de las 18 horas se generó el corte de Calchaqui, amenazando con una quema de gomas. “Nadie se acercó del municipio para clausurar el bar”, dice Graciela. En realidad horas antes el secretario de salud municipal, Rubén Trepicho se hizo presente en la sala de cuidados de niños del Ludovica de La Plata, donde en la cama 27, se repone Briana de las quemaduras. Alli estaba su papá, al cuidado de la menor. Pero los manifestantes pedían la clausura de La Previa.

 

“Quiero la empleada dé la cara, que me pida disculpa y que vaya a verla a mi hija y el dueño también. Eso es lo que pido”, apuntó Graciela, vecina de La Carolina, localidad de Ingeniero Allan.

El Jueves Santo Graciela había tenido que ir a hacer un trámite y no tenía con quién dejar a la nena, por eso la llevó con ella. Al mediodía, pasó por el local de comidas rápidas y quiso darle un gusto a su hija.

La mujer explicó que mientras esperaban que les trajeran la comida, Briana se levantó de la mesa porque tenía ganas de ir al baño y, casi en paralelo, una empleada del local salió de repente de la cocina y se tropezó con la nena. “Llevaba una sartén con aceite hirviendo y se le volcó encima. La nena me pide socorro, la miro y estaba toda hirviendo”, detalló Graciela. A renglón seguido relató que la niña fue trasladada de urgencia en un patrullero al Hospital Mi Pueblo. “El dueño del comercio no nos ayudó en nada. Fui con mi hija al hospital y toda quemada la trasladaron a La Plata. A la noche hice la denuncia en la Comisaria Tercera de Varela”.

Entre los detalles del caso Graciela reveló que cuando la empleada volcó el aceite sobre Briana “le sacaron la ropa, la pusieron adentro de la heladera para refrescarla por el tema de la quemadura hasta que llegó un patrullero que me llevó hasta el hospital de Varela”..

“La dueña dijo que se iban a hacer cargo. Me quieren arreglar con plata, pero yo no quiero plata. Quiero a mi hija viva, está muy delicada y puede que vaya a cirugía”, señaló la mujer.

La causa fue tomada por la Fiscalía N°7. “Yo quiero que se haga justicia, que vaya a declarar la empleada” El corte de Calchaquí fue inevitable. El caso recién comienza.

Comentarios

comments

Compartir