“Queremos darle un abrazo al Juez Genoud y de vecino a vecino decirle muchísimas gracias”

0
Compartir

Mario Cisneros- Improvisado gestor en un trámite de escrituración que demandó 30 años.

“Veinticinco vecinos del Barrio la Curva de Florencio Varela pudieron culminar, con 30 años de lucha, el derecho adquirido que significa la escritura de la vivienda que habitan junto a sus familias” Esta noticia fue publicada por Varela al Día el 23 de Febrero pasado.
Los beneficiarios tuvieron que pasar por muchas peripecias, recorrer muchos organismos para encontrar soluciones habitacionales sobre los terrenos que habían adquirido mediante un boleto de compraventa. Uno de los casos fue el de los hermanos Patricia y Claudio Ghetti que se hicieron presentes en el Salón de Actos de la Suprema Corte de Justicia para firmar el título de propiedad a favor de su madre.
En este marco señalaron el apoyo que les dio Mario Cisneros, incansable hombre que desinteresadamente se encargó de llevar adelante el trámite con el objetivo de buscar respuestas. «El hilo conductor fue Mario. Él estableció el vínculo con la abogada y los juzgados para poder tener nuestra escritura porque parecía no existir una ruta prefijada», dijo. Cuando todo parecía perdido, encontraron la solución a través del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial N° 2 de La Plata, a cargo del Juez Vicente Santos Atela quien junto a la Titular de la Secretaria N° 26 María Celina Castro impartieron justicia a favor de las familias permitiéndole escriturar, a través de la Escribanía General de Gobierno, sus casas de forma totalmente gratuita.
Ha pasado casi un mes y Mario Cisneros, como buen vecino agradecido, se acercó a Varela al Día con una sencilla carta en la que los beneficiarios agradecían las puertas abiertas por otro vecino. Y ese vecino es nada mas ni nada menos que el actual Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, doctor Luis Estaban Genoud. Mario Cisneros es el vocero de esos vecinos. Tiene su carta en mano de agradecimiento pero detrás de ella hay una historia de un caso inédito sobre éste particular. Y Cisneros refleja, con su tonada santiagueña y hombre de buena cepa, como fue ese ir y venir para llegar a este camino.
«En un año, desde el momento en que el doctor Genoud nos dio una mano, la causa adelantó mas de 20 años. ¿Cómo no vamos a estar agradecidos? Eso es lo que queremos que se sepa, nuestras gracias al Dr. Genoud», dice Cisneros y agrega: «Yo hice de gestor en todo esto porque estaba la escritura de mi suegro en el medio. El juez pedía papeles y papeles y no avanzaba. Esto estaba trabado porque una abogada del municipio pidió sus honorarios por haber intervenido con la Ley de Escrituración Pierri. Como los vecinos no pagaron, esta abogada, la doctora Cuenca, paró durante años la causa haciendo una demanda por posesión de las tierras para cobrar. Esto se trabó desde 1996 hasta 2004 y al final el municipio le pagó los honorarios. Ahí ingresé yo para hacer reclamos”, recuerda Cisneros, vecino del barrio Sarmiento, frente a la feria de Senzaballo. “Con otra abogada del municipio, la doctora Esquivel, se comenzó de nuevo. Yo llevaba reclamos al expediente en La Plata. Mire, pasaron tres jueces en la causa. Los tres murieron. Este es el cuarto. Muchos vecinos también murieron, un 60 o 70% murieron»

 

0000606234
Dr. Luis Genoud

88e942ae-54c6-4158-b7d8-0bc15cfd3423-1
-¿Cómo llegan al doctor Genoud?
-A través de una persona que está en el expediente. Genoud hace de intermediario entre el juzgado y la Escribanía General de Gobierno. En un año salió todo. Yo me manejaba con el doctor Genoud, a través de su secretaria, pero el doctor primero preguntó todo. Quería conocer todo. Mire, yo solo lo he visto en fotos, él a mi no me vio nunca, pero he hablado con él como si nos conociéramos de toda la vida. Eso habla de su calidad de persona. De seguro que le han dicho en el juzgado y en la Escribanía General de Gobierno que era un rompe coquitos. Si esto no se hacía con la mano que nos dio Genoud, hoy estábamos a mitad de camino. Yo salía del juzgado con un pedido y al otro día se estaba contestando. Cada paso que se daba yo llamaba a la secretaria del doctor Genoud y la informaba. El después me llamaba y me preguntaba cómo iba. Eso no es común. Un día el juez de la causa me preguntó si yo había estudiado. Le dije una mentirita, que había llegado a 3º grado de la primaria y no sabía leer ni escribir. El juez me dijo que vaya a terminar la escuela y que estudie porque podría ser un buen abogado. (Risas) Cuando había algún problema con el expediente le dejaba un mensaje a la secretaria de Genoud y él se encargaba de hablar con el juez para que se agilizara el expediente. Es que aquí hay mucha gente mayor. Yo le avise todo al doctor Genoud. Hasta el día de la firma en La Plata. Hoy estamos esperando la entrega de las escrituras y con el doctor Genoud estamos trabajando para que el acto se haga en Varela, porque la gente mayor no se puede mover a La Plata. No podemos llevar a la gente en sillas de ruedas. Queremos darle ese dia un abrazo el juez Genoud de vecino a vecino y decirle muchísimas gracias”, destaca Cisneros y reflexiona cerrando su agradecimiento: “La justicia es complicada y lenta, pero si uno apura, cumple con los pedidos y se hace rápido. No hay que dejarlos que se duerman. Y el doctor Genoud resuelve todo rápidamente»

Comentarios

comments

Compartir