Santa Lucía: La amenaza sigue latente

0
Compartir

La Justicia informó al colegio que sigue buscando a quien hizo la denuncia en la red social de Instagram. La policía solo puede estar afuera del establecimiento. De 1300 alumnos no más de 200 padres participaron ayer de una reunión de último momento. El colegio pedirá al Obispado de Quilmes apoyo de psicólogos para los alumnos. El Obispado no se manifestó sobre el grave episodio, que podría repercutir en otros colegios de la comunidad

«No hay una garantía de saber quién es la criatura o persona porque hasta se considera la posibilidad de que sea un adulto. No hay garantías de que no pase nada a partir de mañana (por hoy) porque las clases se suspendieron solamente para dar aviso a los padres de la situación que estaba pasando».
La voz de una madre en un grupo de whatsApp ayer dio cuenta del resultado de una reunión de padres con el director del Instituto Santa Lucía, Nelson Bordón, quien horas antes informara de los hechos con un comunicado que llevaba su firma. La amenaza de un supuesto alumno de generar una masacre entre el estudiantado, en venganza por el bullyng quien estaba sufriendo de parte de sus compañeros, generó la rápida reacción pues el afectado prometía matar a quien se le cruzara en su camino.
El hecho estalló el viernes pasado cuando en la red social de Instagram, «Sanatalucia_confesiones» se hizo pública la gravísima amenaza. Allí, desde el perfil «@psychokiller616», alguien escribió: «Estoy en este colegio desde hace años y nadie nunca me ayudó en nada, sufro constantemente de bullyng y rechazo de los demás, estoy muy harto de que nadie me escuche y que nadie haga nada para ayudarme. Este martes voy a ir al colegio y me voy a quitar la vida y voy a matar a cualquiera que se me cruce en el camino, docente, alumno, directivo, cualquiera. Pero si a alguien se le ocurre escucharme una vez en la vida, éste es el momento. El martes 19 no vayas a la escuela. Digo esto para que se salve la gente que si me escuche, que salven los que si me dieron atención»
Y llegó el martes 19 con la total suspensión de las clases en el Instituto Santa Lucía, ubicado en Eva Perón entre Pueyrredón y Quintana de Villa Vatteone. Más de 1300 alumnos, de los niveles de Primaria y Secundaria se quedaron en sus casas. El cuerpo directivo convocó por grupos de whatsApp, de las divisiones, a los padres. No hubo llamados telefónicos, de la base de datos, solo por la red social. El resultado no fue el esperado: de 1300 padres solo acudieron algo más de 200.

RESUMEN DE LO HABLADO
El colegio pidió colaboración de parte de los chicos y colaboración de parte de los padres para poder identificar a quien hizo la amenaza. Tres padres pusieron el grito en el cielo pues en la red social se comenzaron a mencionar identidades de menores que nada tienen que ver con el hecho. La caza de brujas se instaló rápidamente. Se dijo que el colegio no tiene manera de garantizar la presencia de un policía en el edificio. No se puede porque la mayoría de los chicos son menores de edad. La colaboración de la policía será desde afuera, por lo que resta de la semana. Se dijo que el ciclo lectivo, para quienes no adeudan materias, termina en 3 días. Se manifestó que no hay garantías de que no pase nada porque hasta ahora no hay manera, según el colegio, tras la respuesta de la Fiscalía Federal (por generarse la amenaza en la red social) y la Comisaría Primera de Florencio Varela, de saber quien fue el autor de la amenaza. Más adelante se informó que se le pidió ayuda al Obispado para que colabore con psicólogos para atención de los alumnos. De este modo se busca bajar los temores lógicos en el alumnado. Se dijo que no se puede asegurar que esto se terminó acá y que no va a pasar más adelante.
Mientras los padres estaban reunidos con las autoridades, varios medios de prensa nacionales llevaban adelante sus coberturas en la puerta del Instituto. Al mismo tiempo el Obispado no se pronunciaba y no lo hizo a lo largo del día. El director Nelson Bordón descartó la suspensión total del año lectivo porque varios alumnos tienen que cerrar notas y el colegio no cuenta con cursos a distancia. Finalmente se informó que de ubicar al alumno que hizo la grave amenaza, no lo pueden echar, pues se estaría violando el derecho del niño y del adolescente, pues no se puede dejar sin escolaridad. En cambio se aseguró que tratarán de hablar con el alumno y la familia para ver qué sucede y porque tomó la determinación de hacer semejante denuncia de amenaza.
De la reunión participaron el director de colegio junto la inspectora distrital de colegios privados y la representante legal.

 

Comentarios

comments

Compartir