Silencio de los Concejales de Florencio Varela ante la irregular jura de la nueva Secretaria del Concejo

0
Compartir

Los ediles saben que fueron partícipes de un acto apartado de la Ley Orgánica de las Municipalidades.

¿Juráis a Dios y Prometéis a la Patria, observar y defender la Constitución y las leyes de la República, y cumplir fielmente los deberes de vuestro destino ?
-Sí, Juro
-Si así no lo hiciereis, que Dios y la Patria os lo demanden.
Los municipales, funcionarios y empleados, son personalmente responsables, no sólo de cualquier acto definido y penado por la ley, sino también por los daños y perjuicios provenientes de la falta de cumplimiento a sus deberes.
Cuando los ediles de Florencio Varela asumieron en sus bancas se sometieron al tradicional juramento que se realiza para hacer respetar las normas.
La jura que la presidenta del Honorable Concejo Deliberante de Florencio Varela llevara a cabo el jueves pasado en el recinto del deliberativo, ante la asunción de la nueva secretaria del cuerpo, se realizó con una normativa que no se ajusta a la Ley Orgánica de las Municipalidades.
En su artículo 74 la normativa dice: La designación de presidente, vicepresidente y secretario es revocable en cualquier tiempo por resolución de la mayoría, tomada en sesión pública, convocada especialmente para ese objeto.
La nueva secretaria del cuerpo juró en el marco de la 6ta Sesión Ordinaria cuando debería haberlo realizado en una Sesión Especial, como lo exige la Ley Orgánica de las Municipalidades.
Los ediles saben que el acto carece de toda legitimidad, pero la presidenta del cuerpo insiste que el artículo 55 del Reglamento Interno los faculta. Sin embargo un Reglamento Interno no puede estar por encima de una Ley.
A casi una semana de este hecho irregular, los ediles no se dan por enterados. O no quieren dar marcha atrás para hacer las cosas como marca la Ley. La oposición debería reaccionar pues pues la presidenta debe observa el cumplimiento de las normas y hacer observarlas. Esto constituye una falta grave y más aun si se repasan los modelos de jura: «observar y hacer observar de cuanto de vos dependa la Constitución Nacional, la Constitución de la Provincia de Buenos Aires y la Ley Orgánica de las Municipalidades.
La explicación es simple: Se destaca la soberbia de tener el poder y saber que las decisiones, aunque erradas, no serán modificadas porque los demás no tienen poder para hacerlo. La pregunta de siempre: si no cuesta más hacer las cosas bien (incluso tomando precauciones por las dudas) porque esa pulsión por hacerlas de cualquier forma y generalmente hacerlas mal ya es casi una constante. En este marco siempre sale a la luz la misma predisposición a ponerse en víctimas cada vez que no tienen razón, ni argumentos ni justificación.
M.L

Comentarios

comments

Compartir