Sin respuesta por la reapertura paritaria municipal: CICOP solicita intervención del ministerio de trabajo

0
Compartir

Septiembre 2019: Crisis polìtica, económica y social en la Argentina. Un escenario marcado por la incertidumbre.
Los profesionales varelenses nucleados en CICOP seguimos esperando ser convocados a una mesa paritaria salarial, como representantes de las y los trabajadores municipales de la salud.
Sobre un acuerdo salarial en el cual no participamos, del 32 %, al momento se efectivizó el 20%, con una inflación interanual del 55% (y se espera superar el 60% en los próximos meses), y una licuación del salario del 40% en las últimas semanas. Ni qué hablar de la recomposición salarial del 2018, que no fue mencionada durante este 2019 y aguardamos sea resuelta desde hace exactamente un año.
Desde marzo del corriente, solicitamos en varias oportunidades reuniones con la Secretaria de Hacienda, Gisela Primus, para someter a discusión nuestros salarios en una mesa de negociación. Lo solicitamos al Intendente en persona, al Secretario de Salud, a la Secretaria de Desarrollo Social y por nota en Mesa de Entrada en el palacio Municipal. Hasta el momento no obtuvimos ninguna respuesta.
Producto de la lucha colectiva, hemos avanzado solo en mesas de trabajo con la Secretaría de Salud, donde abordamos las complejas condiciones laborales a las que nos enfrentamos día a día. Se obtuvieron mejoras edilicias y condiciones mínimas de sanidad ambiental y seguridad laboral, en algunos Centros de Salud, junto a un plan de trabajo que abordará otras problemáticas a futuro. Pero continuamos sin consolidar un canal diálogo que permita poner sobre la mesa la discusión respecto a salarios igualitarios y acordes al contexto.
La hora de trabajo de un profesional que recién ingresa en Florencio Varela vale $180. El salario se encuentra muy por debajo del valor de la canasta básica. El éxodo de profesionales y la reducción de cargas horarias están estrechamente relacionados con los costos que se generan en relación al salario.
Aumentos y tarifazos se presentan como constantes golpes al bolsillo que afectan directamente a las y los trabajadores y a los sectores más vulnerables. Los alimentos y bebidas, solo por hacer un recorte, se incrementaron casi el doble ( 60,8%) que los salarios (32%).Lo que nos ubica en un estado de alerta permanente, en la lucha por la recomposición salarial y la equiparación con profesionales de salud provinciales.
Por lo tanto, después a un año de la última mesa paritaria, habiendo agotado todas las posibilidades de espera, y todos los caminos para la apertura del diálogo recurrimos al Ministerio de Trabajo, para solicitar una intervención en torno al grave problema salarial de las y los trabajadores municipales de la salud y desarrollo social. Esperamos que de esta manera se reconozca nuestra tarea laboral con salarios dignos, sin bonos ni dádivas que nunca llegan a compensar la enorme merma económica que hemos padecido, al igual que el que conjunto de la sociedad.
¡Por salarios dignos y paritarias libre!
¡La única lucha que se pierde, es la que se abandona!

CICOP FLORENCIO VARELA

Comentarios

comments

Compartir