“Solidaridad con gremios docentes y comunidad educativa”, dice Dario D’Aquino en respuesta a la carta de Pablo Alaniz

0
Compartir

Estamos próximos a las fechas en las que debería iniciar el ciclo lectivo en nuestro país y en nuestra Provincia de Buenos Aires. Sin embargo, aún no se puede confirmar el inicio porque, como siempre en estos más de 3 años, el Gobierno de Cambiemos, no es capaz de garantizar las condiciones mínimas para que esto suceda.
Las y los docentes de la Provincia de Buenos Aires vienen solicitando desde enero que se abra la instancia de dialogo para tratar las paritarias y las mejoras en la calidad educativa, porque cuando lxs docentes reclaman, no lo hacen solo por el salario que cada día está mas devaluado sino por todo lo necesario e imprescindible para que la educación pública sea posible.
Estos días, los varelenses fuimos testigos de declaraciones poco felices por parte de uno de los representante de la Gobernadora Vidal en el distrito, el concejal Pablo Alaniz. Ya sabemos que el Gobierno de Cambiemos busca demonizar a los gremios que luchan por sus derechos. Lo vienen haciendo desde que asumieron. Plantear que “los docentes toman de rehenes a los chicos” es una barbaridad cuando es el propio Gobierno que no tiene la valentía de dar la cara, de dialogar y de dar soluciones.
No se puede gobernar desde las falacias, las mentiras y desde las puestas en escena. Gobernar no es montar un show teatral como por ejemplo, el que lamentablemente montaron en una escuela para grabar el spot oficial de la gobernadora. Mentirles a los bonaerenses, querer mostrarles una escuela ideal en perfecto estado, con niños felices, bien vestidos y alimentados, es una burla. Basta con recorrer al azar cualquier escuela de la provincia o de Florencio Varela para corroborar el estado en que se encuentran.
Defender y apoyar a los docentes en esta lucha es brindar una mano a quienes todos los día enseñan a nuestros hijos. A quienes sostienen, con enorme sacrificio y compromiso a la educación pública, esa que nos permite desarrollarnos como sociedad y reasegurarnos el futuro.
Es lamentable que los que tienen responsabilidades de gobierno, no dimensionen el daño que están ocasionando: cuando los docentes no pueden llegar a fin de mes, cuando los niños no comen, cuando las escuelas no son seguras, no tienen agua o gas, cuando ya no hay acceso a la tecnología, o cuando se sostiene que “por ser pobres no hay derecho de ir a la universidad”.
Como legislador local, como dirigente de un gremio, como vecino varelense, creo y siento que es fundamental estar al servicio de la escuela pública y de quiénes todos los días ponen todo lo mejor para que la educación sea posible. Cuando el Estado y sus responsables están ausentes, son siempre las y los docentes los que están ahí para tender una mano, para suplir las faltas, para contener, muchas veces alimentar y también para abrazar fuertemente a los miles de niños que necesitan menos recortes y más gestión, menos demagogia y más acción, menos palabras y más hechos.
Toda mi solidaridad con los gremios docentes y la comunidad educativa toda y a disposición para trabajar juntos.
Darío D’ Aquino

Comentarios

comments

Compartir