Soso busca variantes mientras sigue esperando más refuerzos

0
Compartir

Por Guido Cichello.-Defensa se reforzó tarde en este mercado de pases y puede que eso lo termine pagando muy caro en el inicio de la Superliga. Así todo, Mariano Soso y la dirigencia confían en hacer un buen trabajo.

 

 

 

 

Cuesta creer que a ésta altura de los acontecimientos Defensa tenga sólo un puñado de refuerzos, cuando fueron más de 15 los que emigraron. La dirigencia en conjunto con el grupo inversor están haciendo lo mejor posible para tener un buen equipo y poder dar el salto de calidad cuando llegue la Copa Libertadores de América. No es sencillo, ni los equipos grandes, como Boca o River han incorporado figuras. Qué sucederá con los demás si ellos, los más poderosos, tienen que cuidar su billetera. Así todo, Defensa se prepara con lo que tiene para poder afrontar una segunda mitad de año llena de incógnitas. Nuevo entrenador y nuevos futbolistas los cuales arrancan con la vara muy alta. Defensa fue escolta del torneo y brilló en muchos pasajes del mismo. Las comparaciones son odiosas, habrá que esperar, analizar y luego juzgar a éste nuevo grupo de trabajo. Se viene aires nuevos, proyectos distintos pero la misma ilusión de triunfar que siempre.

 

Tácticamente el equipo no cambió su forma, sí algunos nombres. También ensayaron con línea de tres defensores y carrileros por las bandas, sin embargo en el amistoso del último fin de semana ante Chacarita en Bosques, Mariano Soso jugó como habitualmente lo hacen sus equipos, con 4 defensores, dos volantes centrales, uno interno ofensivo y otro más de marca, un enganche y tres puntas. El famoso 4-2-1-3 que tanto resultado le dio a Juan Pablo Vojvoda y Sebastián Beccacece en Defensa y Justicia. Dentro de ese esquema, Soso no está conforme con el rendimiento de Barrientos y Villarruel, los dos volantes centrales. Es difícil suplir a Leonel Miranda, fue sin dudas, junto con Lisandro Martínez, los dos mejores jugadores del equipo, no sólo por el trabajo que hacían con la pelota, sino también sin ella. Miranda manejaba todo el equipo, hacía los relevos, iniciaba la ofensiva, cubría huecos y era el mejor quitador del equipo. Sin él Defensa perderá más de lo que los hinchas se imaginan. El nombre ideal para cubrirlo es Raúl Loaiza, volante central de San Lorenzo. El colombiano tuvo un buen trabajo en el equipo de Jorge Almirón, de hecho fue uno de los pocos que se salvó de las duras criticas del hincha Cuervo. Está todo acordado entre los clubes y sólo falta hacerlo con el jugador. La idea es que San Lorenzo y Defensa compren la totalidad del pase, compartiendo la mitad cada uno. En un principio estaba valuado en 800 mil dólares, por lo que tendrán que pagar 400 mil cada uno. Una inversión importante, pero está al alcance de lo que Defensa puede invertir en un jugador de elite. Vendió por casi 10 millones de dólares y recibirá otros tres por iniciar la próxima edición de la Copa Libertadores de América. El puesto de volante central es el que más preocupa a Soso quien ante Chacarita probó con Marcelo Cholo Benítez de segundo volante central, interno, como lo llaman en la nueva jerga futbolística. El zurdo jugador surgido de las divisiones inferiores del club, fue enganche en las inferiores, luego volante izquierdo y terminó como lateral por ese sector. Tuvo un gran Nacional B cuando el equipo ascendió a Primera y luego pasó por Godoy Cruz, con un paso destacado allí y Belgrano de Córdoba. Su último club fue Bahía de Brasil en donde jugó al comienzo de su llegada y algunos lesiones terminaron marginándolo en el final de su estadía. Estuvo un año en Brasil y juntó la experiencia necesaria para volcarla en el club de sus amores. Tiene mucho reconocimiento del hincha y eso ayudará a los nuevos a quitarse la presión.

Comentarios

comments

Compartir