Soso pondría los mismos once que vienen de vencer a Vélez

0
Compartir

El cuerpo técnico volverá a repetir equipo, tal como lo hizo luego de cada victoria. Defensa no ha podido ganar dos partidos seguidos y ese es el gran desafío para el choque ante Boca Juniors.

 

 

Por Guido Cichello.- Todo hincha Halcón espera el partido del domingo ante Boca Juniors desde que se sortea el fixture. Sin el clásico rival Quilmes jugando en el Nacional B, sólo queda esperar a que los grandes vengan al Tito Tomaghello. El primero en hacerlo había sido Racing, en el debut en Primera División. Luego River, en aquel recordado día de lluvia en el Tomaghello. Nuevamente el Millonario un domingo al mediodía se hacía presente. Boca, el torneo pasado pisaba por primera vez el Tomaghello y antes lo había hecho Independiente con Beccacece. Son esos partidos que nadie se quiere perder, que posiblemente muchos hinchas de Boca que vienen en Varela, asistirán al partido, pero se respirará aire Halcón. Será una noche perfecta para darle el golpe de gracia al conjunto de Gustavo Alfaro tras el 0-2 contra River por Copa Libertadores.

 

Mirando puertas adentro el gran desafío para el cuerpo técnico de Mariano Soso es encontrar la regularidad, no sólo en el juego, sino sobre todo en el resultado. Tuvo un gran partido ante Independiente y repitió contra Vélez, eso deja tranquilidad porque la idea está y los jugadores la han captado bien. Ahora falta plasmar en el resultado el buen trabajo colectivo e individual que tuvieron en los dos últimos dos partidos, tanto por copa Argentina como por Superliga. Y Boca es el rival perfecto, primero porque viene golpeado anímicamente y segundo por cómo juega el Xeneize. Metido atrás y esperando lastimar de contragolpe. Por su parte el Halcón deberá estar concentrado los 90 minutos y ser paciente. Si entra en la desesperación del hincha por querer ganar desde el vestuario, terminará equivocando los caminos al gol. En cambio si aguarda el momento justo, con tenencia del balón, rotación ofensiva  y agresividad para recuperar la pelota, tendrá resuelto gran partido del encuentro. Boca tiene grandes jugadores, por más que la mayoría sean suplentes. Saben a lo que juegan, si bien no es un fútbol vertical y ofensivo, tienen muy clara la idea del entrenador y eso es una ventaja para ellos.

 

En cuanto al posible equipo Halcón no hay dudas para Mariano Soso, pondrá los mismos once que vienen de vencer de visitante 1 a 0 a Vélez en Liniers. El esquema será el mismo, 4 defensores, 4 volantes (dos internos dos centrales) y dos delanteros de área. En nombres propios, Defensa y Justicia formará con: Ezequiel Unsain en el arco; Julio González como lateral derecho, Juan Gabriel Rodríguez y David Martínez de centrales y Rafael Delgado de lateral izquierdo. En la zona central, Raúl Loaiza será el más defensivo acompañado por Diego Rodríguez. Por las bandas del medio campo estarán Alexis Castro por derecha, a pesar de ser zurdo y Nery Cardozo por la izquierda. Los dos puntas serán Nicolás Fernández, más tirado atrás y de referente, Fernando Marquez. Con ese esquema le hizo un gran partido a Independiente, a pesar de la derrota 1 a 0 y también a Vélez de visitante en donde obtuvo los 3 puntos. Para Soso el delantero titular es Juan Martín Lucero, pero éste sufrió un severo esguince de rodilla el cual lo tendrá fuera de las canchas, como mínimo, un mes. Por suerte no tiene implicados los ligamentos, lo que hubiese demandado una recuperación aún mayor. El Gato había sido titular contra Independiente y tuvo que ser reemplazado por lesión. Fernando Marquez ocupó su lugar, y el gol ante Vélez le da la posibilidad de mantenerse dentro del equipo. Muchas alternativas en esa posición, Mariano Soso no tiene.

Comentarios

comments

Compartir