“Soy N.N.”

0
Compartir

“Quiero volver a mi casa, pero hay un abismo que me atrapa. El afuera se apoderó de mí. Siento que las calles me han atrapado. El recital fue un fiasco. Ahora grito por mi padre y por mi madre. Quisiera ver a mi hermana mayor, tan frágil y fuerte a la vez, para decirle que la adoro, y que siempre fue un ejemplo para mí. No estoy seguro de poder volver a mi casa. Estoy atrapado en este volcán de violencia. Me tiemblan las piernas y tengo ganas de vomitar. Hace tres que no duermo. Este recital me parecía lo más. Ellos eran adorados por mis padres. Me sentía un héroe, que a los veinte años, solo deseaba conocer a los ídolos de los viejos, para decirles que la locura de ellos corre por mis venas, transmitiéndome su devoción. Pero ahora, esto es un desastre. Camino entre algunos muertos y muchos heridos, muy desorientado. No sé si lograré volver a casa. Les pido perdón. Los amo, pero ahora tengo mucho miedo. Me siento débil. Algo que iba a ser hermoso, ahora, solo es caos. Papá, Mamá, me siento como un barco sin timón. Siento que giro a la deriva y no encuentro el camino de regreso. Los amo. Ojalá que mañana mamá me sirva unos mates con facturas, y papá me abrace con alegría, festejando mi regreso a casa. El recital ya no es importante. Ahora, solo quiero volver a casa. Mamá lo conoció al Indio cuando tenía veinte años, y papá lo escuchaba a escondidas por la radio”.
María Encarnación Nicolás

Comentarios

comments

Compartir