Teatro de La Conurbana en la Biblioteca Popular Sarmiento

0
Compartir

El domingo 4, a las 18.30 hs., con treinta grados centígrados atemperados  felizmente por el aire acondicionado de la Sala de Teatro de la Biblioteca Popular Sarmiento, estrenaron los jóvenes actores de «La Conurbana» dos escenas breves y una obra teatral que rondaron sobre la temática de los convencionalismos, los estereotipos y  ciertos lugares comunes del pensamiento actual. Claro, que vistos desde un  ángulo muy original.

Las muy jovencitas Aylén Rojas y Nini Michia interpretan dos variantes de profesores de teatro con  sus recetas – a veces bastante contradictorias con sus conductas. Luego de  un intervalo, el grupo  formado por Melina Inostroza, Jaziel Estrada, Aylén Rojas, Silvio Toloza, Grianfranco Berttacchini,  y Gabriela Roldán , interpretaron a un grupo de amigos dispuestos a cumplir la sencilla rutina de juntarse para un asadito, en el que se mezclaron algunas pinceladas  de charlas controvertidas sobre el rol de la mujer en la actualidad, las luchas por la liberación femenina, las posiciones encontradas de una que ha encontrado en la comodidad del  hogar el cumplimiento de sus aspiraciones, en tanto que otra lucha para retomar una carrera que abandonó y la tercera, participa de charlas y asambleas investigando y tratando de comprender una problemática que casi nunca se plantea por completo, sino que se convierte en  panfleto de  campañas. Mientras, junto a la parrilla los hombres discurren sobre un posible negocio que necesita un «empujoncito» por parte de uno de los amigos, empleado  estatal. Un individuo que exhibe una curiosa idea de la ética.

Tal reunión sale de lo normal con la visita de un personaje extraño, interpretado por Aldana Slopi. Algo ocurre, dando un giro inesperado a la vida cotidiana que se representa. La comicidad es liviana, no para reír a carcajadas, sino para encontrarse con un pensamiento irónico que queda flotando, mientras los personajes no son conscientes de haber vivido una aventura especial. El elenco agradeció a las autoridades de la tradicional sala de espectáculos de nuestra ciudad, representadas con gran  espíritu de colaboración por la gentil Susana, empleada de la institución, a quien se sumó Elisa, madre y colaboradora eficaz.

Comentarios

comments

Compartir