Tensión en la uom: trabajadores tomaron la seccional del «Barba» Gutiérrez por el conflicto en Gri Calviño de Varela

0
Compartir

Empleados de Gri Calviño se presentaron en la sede de la UOM Quilmes y le reclamaron a su secretario general por despidos, suspensiones y falta de pago. Piden un congreso de delegados.

Trabajadores de la empresa Gri Calviño de Florencio Varela tomaron el viernes por la mañana la sede de la UOM Quilmes, en rechazo a un acuerdo que alcanzó el gremio con la empresa, en el marco de un largo conflicto en esa planta metalúrgica. Desde que comenzó el año, los delegados y operarios denuncian una nueva tanda de despidos, además de suspensiones que afectan a todo el personal.
A eso se le suman problemas en el pago de sueldo desde hace seis meses. Ante la falta de respuesta de la empresa y el posible convenio avalado por la dirigencia regional, la asamblea decidió llegar a las instalaciones, y las ocuparon en busca de «respuestas a sus pedidos». La seccional es comandada por un histórico de la UOM, Francisco «Barba» Gutiérrez.
Cerca del mediodía del viernes, los trabajadores se concentraron frente a la sede de la UOM, cortaron las vías del ferrocarril Roca y tomaron las oficinas gremiales, reclamando un plan de lucha para dar marcha atrás con los despidos y suspensiones en Gri Calviño, que comenzaron el mes pasado, y que se harían efectivos esta semana, cuando se venza la conciliación obligatoria.
Los empleados de la firma de Florencio Varela acusan a Gutiérrez de «pactar con la empresa, y dejar que siga avanzando con su plan disciplinador contra los trabajadores».
«Vinimos a pedirle explicaciones a la dirigencia porque deja avanzar a la empresa con despidos, suspensiones no acordadas con nadie, además de la falta de pagos desde hace 6 meses, todo para favorecer a la empresa para lograr un acuerdo beneficioso solo para ellos», dijo Cristian, uno de los delegados, ante la consulta de Gestión Sindical.
La protesta que comenzó afuera de las oficinas, y luego se trasladó adentro del edificio de la UOM. El reclamo es «un plan de lucha contra las maniobras de la empresa», que según dicen cuenta con «el aval de Gutiérrez y la dirigencia».
En enero de este año Gri Calviño despidió a 36 operarios, y suspendió unos tantos más, en el marco de una crisis que se remonta al 2019.
Además, se adeudan salarios desde hace seis meses, lo que hace «imposible» la situación. Cuando se conocieron las cesantías, hubo un corte de vías del ferrocarril Roca -frente a la UOM Quilmes, Berazategui y Florencio Varela- hasta que se dictó la conciliación obligatoria. Cerca de vencerse, no hay novedades.

Interna gremial
Desde que comenzó el conflicto, los trabajadores de la firma buscan que la UOM se ponga al frente de la pelea, pero arrastran un enfrentamiento que parece difícil que haya acuerdo.
En diciembre del 2021, en Gri Calviño se realizaron elecciones de delegados, y hubo lista de unidad con los actuales dirigentes, que lograron el aval de la asamblea.
En ese movimiento, dejaron de lado a los referentes del gremio, a quienes apuntaron por el conflicto del 2020, cundo la firma avanzó con un plan de achicamiento que intentó prescindir de más de 50 operarios.
«Seguimos exigiendo que haya un plan de lucha. Hasta que no se logre ese compromiso no nos vamos a ir de la UOM», dijo Jesús, otro de los delegados consultados por Gestión Sindical.
Desde el lugar, confirmó que esperan que «el Ministerio de Trabajo provincial nos llame a una audiencia, para poder llegar a un acuerdo». La cartera laboral pide que se levante el corte de vías y la toma de la UOM, para poder negociar, algo que al cierre de esta edición no se había logrado.
«Estamos negociando, queremos un congreso de delegados para la semana que viene para aprobar un plan de lucha a favor de los trabajadores de Gri Calviño», recalcó el delegado.

Largo conflicto
Los problemas laborales y gremiales comenzaron en 2019, cuando la firma metalúrgica comenzó con los intentos de achicar el personal.
En octubre del 2020, con 66 despidos, se volvió a avanzar con este plan, lo que generó un plan de lucha que incluyó la toma de las instalaciones de la planta. En ese momento, los trabajadores denunciaron la «militarización» de la zona, y hubo amenazas de desalojo.
La empresa GRI Calviño Towers Argentina es un emprendimiento conformado por GRI Renewable Industries y Metalúrgica Calviño, exportó por primera vez torres eólicas a los Estados Unidos, en un envío de 45 tramos de torres eólicas Vestas con sus tres grúas en banda de estribor de 120 toneladas cada una.

sigue la protesta
La empresa en 2019 estuvo involucrada en un escándalo porque el Ministerio de Trabajo nacional pagó unos 2 millones de pesos en subsidios a empleados despedidos, según un convenio con las autoridades de la gestión anterior.
Luego de ese conflicto, la situación se normalizó a medias, y en este tiempo hubo otros problemas. Si bien la UOM nacional firmó al comienzo de la pandemia un acuerdo para que los trabajadores suspendidos cobraran un 75 por ciento de los salarios, en la metalúrgica de Florencia Varela se había acordado un pago del 95 por ciento de los haberes, pero no se cumplió, lo que comenzó a darle forma a otro conflicto, que paralizó por un tiempo la producción.
Fuente:
www.gestionsindical.com

Comentarios

comments

Compartir