Tras la goleada ante Lanús, el plantel ya piensa en Banfield

0
Compartir
Foto Gentileza: Oscar "Cacho" Baró

Por Guido Cichello- Los goles de Nicolás Fernández y el de Juan Kaprof le dieron al Halcón los tres puntos a un equipo alternativo de Lanús. Ahora el gran objetivo es ganarle a difícil Banfield de visitante.

Desde la época de Sebastián Beccacece que no se vivía un clima fervoroso. Pareciera que Juan Pablo Vojvoda dio en la tecla con algunos jugadores y con el sistema táctico. Es cierto que aún se está muy lejos del ideal, sin embargo pareciera que éste es el camino, que Defensa tiene una base sólida de jugadores titulares, y de a poco, los suplentes se van acoplando, potenciando así el nivel de todo el plantel. Ante un Lanús alternativo, Defensa supo cómo imponer condiciones, sobre todo en el segundo tiempo. Llevó muy bien la pesada mochila del favorito, algo que no es para todos. Porque el Granate venía de perder con Olimpo, también con suplentes, y llegaba al Tito Tomaghello trasladando la responsabilidad de ganar el juego. Le costó un poco a Defensa hacer pie, de hecho Lanús tuvo la más clara al comienzo del juego. Pero con el correr de los minutos el Halcón fue imponiendo condiciones. Ya en el complemento se abrió el arco.

 

Desde la derecha el equipo rompió líneas y entendió que allí estaba la llave al triunfo. Fue Nicolás Fernández, primero de cabeza y luego definiendo cerca de la línea de gol, quien ponía al equipo 2 a 0 en el despertar del partido. Ya con esa ventaja, el monopolio del balón y las situaciones de gol fueron pura y exclusivas de Defensa. Almirón, desde el banco, era  un testigo privilegiado del buen nivel que mostraba el Halcón. Y fue nuevamente por la derecha, que Juan Kaprof, quien reemplazó al lesionado Cuqui Marquez, quien recibió una falta dentro del área que él mismo se encargó de traducir a gol. Era el 3 a 0 definitivo cuando apenas iban 60 minutos de juego. Los últimos 30 minutos sólo sirvieron para el lucimiento de los dirigidos por Vojvoda. No es un dato menor, haber mantenido el arco en cero. La goleada contra Temperley había tenido el sinsabor de los dos goles en contra, ahora se ganó, se volvió a golear y encima, sin recibir tantos. Hay jugadores que siguen con un nivel elevado, como Leonel Miranda, Ignacio Rivero y, sobre todo, Nicolás Fernández, el gran goleador que tiene el equipo. En apenas 4 partidos, 1 como suplente y tres como titular, marcó 5 goles, la misma cantidad de Cuqui Marquez en 9 jornadas. No juega como nueve referente de área, hecho que valoriza aún más sus números. Contra Temperley también hizo un doblete, que repitió ante Lanús. Ahora se viene Banfield, un duro rival que de local se hace fuerte, a pesar de haber repartido puntos sin convertir goles contra Temperley. El Taladro, que piensa más en la próxima Copa Libertadores que en el torneo local, buscará los tres puntos, mientras que el Halcón, no quiere perder el tren de la victoria. Ambos tendrán que ir en busca del resultado, por lo que se dará un partido abierto con muchas situaciones de gol. Sabe Falcioni cómo juega Defensa, lo tiene estudiado y es posible que lo espere para salir rápido de contragolpe. Está en duda Darío Cvitanich, la gran figura de Banfield. Así todo, Vojvoda deberá seguir buscando soluciones puertas adentro. Mirando a sus muchachos a la cara, y observándolos en las prácticas, notará que todos han levantado el nivel y que nadie querrá perderse el partido del viernes a las 17 en Peña y Arenales. Se viene una semana corta de trabajo, pero igual de intensa que las anteriores. Defensa irá a ganar a Banfield, tal como lo hace de local y también cuando sale de su casa. El gran objetivo es terminar éste año lo más arriba posible, engrosar el promedio para el año venidero poder apostar a todos los frentes, sobre todo a la Copa Sudamericana.

Comentarios

comments

Compartir