Un año del crimen de “La Jóse”: Un asesino anda suelto por una justicia que no avanza

0
Compartir

El cadáver de una chica trans, como asi se denomina, de nacionalidad peruana, de 34 años, fue encontrado hace un año salvajemente golpeado en una calle del barrio Villa Argentina de Florencio Varela y la policía sospechó que fue asesinado por un depravado sexual que lo masacró a golpes en otro lugar. El crimen hoy está impune.

José Miguel Salazar se animaba de a poco a vestirse de mujer. Cada quince días compraba un nuevo accesorio y enfrentaba la vida como un hombre vestido de mujer. A través de un trans conocido empezó a contactar a un pretendiente. No se sabe aún cómo se comunicaban, recuerdan las cronicas de hace un año.
Salazar estaba contento y así se lo había manifestado a sus amigas: “Estoy contento. El loco piensa que soy mujer. ¿Le digo o no le digo la verdad?”
El 20 de febrero de 2016 llegó el día de la primera cita: el lugar del encuentro fue en “Hemingway Bar” de avenida San Martín casi Mitre de esta ciudad.
Las cámaras de seguridad registraron a Salazar o “La Jóse”, en minifalda, acompañada de un hombre de saco, 1,75 metros, unos 30 años, cejas tupidas, pómulos sobresalientes, cabello negro y jopo.
De las imágenes de las cámaras de seguridad del local, se determinó que el único vestido de saco es él. ¿Qué pasó luego?, es la clave del caso.
A las 5.35, el cuerpo de Salazar, que trabaja como empleado de limpieza en una empresa porteña, apareció tirado en 542 y 513 de Florencio Varela

normal_dscn2841
Los investigadores policiales y la fiscal Gisella Olsaniesky sospecharon que desde el boliche, el asesino -que no fue identificado- subió con La Jóse a un auto y se fueron juntos. Lo que pasó adentro del vehículo es la clave de la historia. La forma en la que apareció el cuerpo merece atención.
Salazar estaba con la pollera y la bombacha bajas. La posición de su cuerpo es la típica posición de alguien que estuvo sentado en un auto y fue arrojado así a la calle.
La sospecha, durante un año, es que cuando empezaron a intimar en el auto, el acusado le bajó la falda a la víctima y descubrió que no era mujer: entonces lo mató a golpes, para luego huir.
Un crimen brutal. Un asesino que sigue suelto y anónimo.
La fiscalía ha tomado todo este tiempo para analizar el teléfono de La Jóse. Un año analizando. Un año de percias que se demoran, de papelerios para buscar la verdad. No siempre es la policía la responsable de la existencia de casos impunes. Y en Florencio Varela, llama mucho la atención su gran cantidad.

MARCHA
El 22 de Marzo de 2016, a un mes del crimen, la organización Varela Diversa organizó una marcha a las fiscalías de Florencio Varela para reclamar justicia en el caso de “La Jóse”.
Al final de la marcha por las calles céntricas los manifestantes presentaron a la Fiscal responsable de la causa un petitorio de Justicia, esclarecimiento y captura de el o los asesinos. La misma marcha se habría de generar en estos dias, pero la masacre de Florencio Varela ha generado una conmoción nunca vista y la atención exclusiva de los medios. El problema esta en el no avance de la causa, al igual que otras. Un asesino hoy sigue suelto y es anónimo.

Comentarios

comments

Compartir