Un barrio de Florencio Varela olvidado

0
Compartir

 

Una vecina da cuenta de ello con una carta y fotografías de la situación actual

Buenos días, en este correo quiero reflejar todo lo que como barrio estamos padeciendo, más precisamente en la calle El Hornero, entre Irineo Portela y Las Lengas, barrio Gobernador Costa de Florencio Varela.
Hace 7 años aproximadamente que se formó esta parte del barrio y desde ese momento jamás se acercó ningún representante del municipio para apuntar nuestras necesidades, en lo que es aunque sea, un mejorado para las calles, los días de lluvia es imposible transitar, el zanjeo como corresponde ya que la vez que vinieron las máquinas a realizar mejoras solamente llegaron hasta donde figuraba lo marcado en el plano del municipio.
Tampoco entra el camión recolector de basura y a raíz de esto andan los carros juntando y arrojandola en el campo, donde se forma un gran punto de contaminación e infección para todos los vecinos.
Nosotros para el intendente no existimos y somos cientos de familias las que estamos de este lado del barrio, entre ellos incluidos niños, personas con discapacidad y adultos mayores.
En nuestro barrio carecemos de todos los recursos necesarios para vivir dignamente.
En estos momentos están todos desesperados con el covid-19, olvidándose que también estamos contando con el dengue y sin siquiera un zanjeo como corresponde, las que están hechas (por los mismos vecinos) quedan con agua estancada durante semanas, ya que no tienen salida para ningún lado.

 

 

Otro punto, los mismos vecinos se acercaron a Edesur para pedir la luz como corresponde y la respuesta fue que no cuentan con los insumos necesarios para realizar semejante obra, pero como se va a hacer presente la empresa si ni para el municipio existimos.
Esta parte del barrio se queda continuamente sin luz ya que están las instalaciones clandestinas, afectando al único transformador que alimenta la corriente de los que si tienen medidor y nosotros que somos los que estamos enganchados.
Agradezco si este reclamo llega a buen puerto, ya que no pedimos lujos sino lo indispensable para vivir dignamente.
Muchas gracias Varela al Día por su atención de publicación
Ramírez Antonella

Comentarios

comments

Compartir